INNOVATION AND EXCELLENCE SINCE 1992
Inicio
  >  
Categorías
  >  
Antiedad
  >  
Longevity Nutrients
Longevity Nutrients
Longevity Nutrients

Diversos nutrientes que favorecen la longevidad reunidos en una única fórmula

Cantidad : 120 cáp. veg. 59.00 €
(69.59 US$)
añadir a la cesta

+certificado de análisis

Las investigaciones llevadas a cabo en los últimos años sobre las moléculas antiedad han conducido al descubrimiento de sustancias fundamentales que permiten aumentar, a veces de manera significativa, la duración de la vida.

Longevity Nutrients agrupa en una misma y sola formulación sinérgica las principales sustancias reconocidas en la actualidad como potentes armas antiedad, capaces de prolongar la duración de la vida en un perfecto estado de salud. Este complejo puede tomarse solo o como complemento de otras sustancias antiedad, a fin de completar y reforzar su actividad.

La L-carnosina

Denominado aún beta-alanina-L-histidina, este dipéptido es una molécula que se encuentra en las células humanas con larga vida, como las células de los músculos esqueléticos y las neuronas del cerebro, pero su concentración tiende a disminuir con la edad; se observa un descenso del 63% en el tejido muscular entre los 10 y los 70 años.

La L-carnosina está reconocida por sus propiedades antioxidantes, su capacidad de limitar los fenómenos de glucación, es decir de «caramelización» de las proteínas. Protege las membranas celulares musculares frente a la oxidación y permite al músculo cardíaco contraerse con más eficacia.

Se encuentra entre la reducida lista de compuestos que permiten prolongar in vitro la duración de la vida de las células humanas. De hecho, en medios de cultivo, y en particular sobre los fibroblastos de pulmón, ha mostrado que se enfrenta a los daños y a los acortamientos de los telómeros en cerca de un 32%. En presencia de L-carnosina, los fibroblastos humanos viven entre ocho y diez veces más divisiones celulares antes de entrar en envejecimiento, lo que tiene como consecuencia una prolongación sustancial de la duración de la vida celular.

La berberina

Durante las experiencias con animales, los investigadores han puesto en evidencia de forma clara que todas las sustancias que frenaban la acción de la insulina permitían aumentar la esperanza de vida. Además, la restricción calórica actúa a este mismo nivel. Así, todas las sustancias capaces de reducir la insulinemia y la glucemia limitan el envejecimiento.

Las medicinas china y ayurvédica utilizan numerosas plantas y, entre ellas, la Berberis vulgaris, cuyas bayas contiene un potente alcaloide vegetal: la berberina Esta sustancia se revela no sólo excelente para aumentar la sensibilidad de las células a la insulina, sino también un mimético muy bueno de la restricción calórica estimulando la enzima AMPK (adenosina monofosfato cinasa) que previene o repara los daños celulares.

Está dotado así mismo de propiedades contra el cáncer, protege el sistema vascular, mantiene la densidad ósea y posee una actividad preventiva sobre el riesgo de demencia.

La berberina actúa en el organismo como el medicamento Metformina, pero sin los riesgos menores que se asocian a este. La capacidad de la Metformina de prolongar la duración de la vida de los mamíferos se ha demostrado ampliamente.

Los polifenoles de manzana

Los polifenoles vegetales son una de los recursos más prometedores para resolver los problemas asociados al envejecimiento. Estos contenidos de las manzanas han permitido, en tres estudios científicos recientes efectuados sobre levaduras (Cerevisiae), gusanos (C. elegans) y moscas (D. melanogaster) alargar su vida en un 12%. Parece que estos resultados se explican por la activación de genes que estimulan las defensas antioxidantes endógenas y la inhibición de otros genes implicados en las muertes prematuras.

Los estudios epidemiológicos confirman que el consumo de flavonoides en general, y el de las manzanas en particular, está relacionado positivamente con la longevidad humana.

Entre estos polifenoles que se concentran en la piel de la manzana, la floridzina es un flavonoide del grupo de las chalconas que reduce la resistencia a la insulina y combate con eficacia la glucación mediante varios mecanismos sinérgicos, entre ellos una actividad específica sobre la membrana del intestino delgado. Este mecanismo estaría también en la base de la reducción del almacenamiento de la grasa visceral.

Las manzanas son además ricas en ácido clorogénico, en catequinas, epicatequinas y en diversos taninos que son además potentes antioxidantes (el valor ORAC es el triple que el del extracto de té verde). Los polifenoles de la manzana combaten pues los radicales libres, en particular causando un aumento de más del 20% de la actividad de la paraoxanasa, un antioxidante endógeno.

En el marco de una prevención antiedad, se utilizan sobre todo como agentes preventivos contra el cáncer, ya que reducen el riesgo de cáncer de color en cerca de un 50%.

El reishi

El reishi se utiliza con fines medicinales desde hace más de dos mil años y los antiguos los bautizaron como el hongo de la inmortalidad con razón. A lo largo de estas últimas décadas, los investigadores se han volcado en el análisis de sus diversos compuestos y la ciencia ha validado así sus múltiples propiedades, que aseguran al organismo una protección global contra las diversas patologías que reducen sin discusión la longevidad.

Entre el centenar de compuestos activos presentes en el reishi los investigadores han identificado tres sustancias específicas que poseen potentes efectos antiedad:
  • los polisacáridos, que tienen efectos anticancerosos gracias a su capacidad de prevención de formación anormal de vasos sanguíneos y de reforzar el sistema inmunitario.
  • los tritérpenos, que protegen al hígado, reducen la presión arterial, disminuyen la tasa de colesterol, previenen la agregación plaquetaria, reduciendo así el riesgo de ACV y crisis cardíacas y, por último, poseen una actividad anticancerosa.
  • el péptido Ganoderma lucidum, que posee potentes propiedades antioxidantes, y una proteína, la LZ-8, permiten la activación de los receptores que modulan la inmunidad.
Lo que hace único a este hongo es su capacidad de actuar en varios lugares a la vez, desencadenando importantes cambios que contribuyen al aumento de la longevidad. Protege el ADN celular y mitocondrial de los daños oxidativos que contribuyen al envejecimiento y al cáncer, aumenta la expresión de un gen de la longevidad y aumenta la esperanza de vida de diversas especies, desde levaduras y gusanos primitivos, hasta mamíferos como los ratones.

Los investigadores que utilizan el reishi en ratones de laboratorio han evidenciado claramente que su consumo estaba ligada a un aumento de la duración de la vida de los animales en entre un 9 y un 20%, el equivalente a entre 7 y 16 años de esperanza de vida suplementaria en el ser humano.

La centrofenoxina

La centrofenoxina se desarrolló en 1959 y se utiliza ampliamente en el ser humano desde hace más de 30 años para combatir los problemas cerebrales relacionados con el envejecimiento y la alteración de la memoria. Se compone de dos sustancias, la DMAE (dimetiletanolamina) y el PCPA, muy antioxidantes y capaces de proteger al cerebro de las lesiones de los radicales.

Combate la reducción de los ADN proteínicos ligada a la edad, lo que permite de nuevo el almacenamiento de la información en la memoria a largo plazo y la vigilancia tras varias semanas de administración complementaria.

La toma de centrofenoxina es por tanto muy eficaz para combatir el envejecimiento del cerebro, mejorar el funcionamiento cerebral, el de las neuronas y el consumo de oxígeno, el proceso de memorización, las capacidades de concentración y atención. La centrofenoxina es sobre todo el único agente conocido que permite reducir la acumulación de lipofuscina, una toxina asociada al envejecimiento, en las células del cerebro, el corazón, los pulmones y la piel. Las células invadidas por la lipofuscina, un especie de “residuo metabólico”, no son capaces de comunicarse ni de funcionar correctamente. La administración prolongada de centrofenoxina ha permitido aumentar de manera muy significativa la duración de la vida de los animales de laboratorio.

La L-teanina

La L-teanina, procedente de las hojas de té verde (Camellia sinensis), se utiliza tradicionalmente para reducir los sentimientos de estrés, ansiedad y angustia, y se revela además como un aminoácido antiedad específico. Ya se sabe que la toma de importantes concentraciones de L-teanina tiene un impacto sobre la reducción de la obesidad, la hipertensión arterial, el ritmo cardíaco, las concentraciones de lípidos sanguíneos y el riesgo de cáncer.

Estudios alemanes del departamento de nutrición humana, realizados en nematodos del género C. elegans sugieren ahora que esta sustancia es capaz de prolongar la duración de la vida en torno al 3,6 o el 4,4%. Según los investigadores, “en su conjunto, estos resultados indican que la L-teanina aumenta la duración de la vida de C. elegans, lo que sugiere que este compuesto podría evaluarse en los mamíferos y en el ser humano en el ámbito de la prevención del envejecimiento".

Esta formulación, con compuestos activos seleccionados, se puede tomar de forma aislada o complementarse con otras sustancias de vanguardia como:
    El astragalósido IV y el cicloastragenol, que activan la telomerasa y limitan así el acortamiento de los telómeros;
  • la PQQ, que optimiza el funcionamiento de las mitocondrias y regenera así el potencial energético celular;
  • le fucoidano, que favorece la regeneración celular y más en concreto las células madre de la médula ósea, ver: Stem Cells Activator ;
  • o incluso el resveratrol, un mimético de la restricción calórica que aumenta de forma global la duración de la vida.

Para combatir el envejecimiento del organismo de forma duradera, es posible alternar la toma de Longevity Nutrients con otros complementos alimentarios anti-edad. La fórmula AMPK Booster reúne tres extractos naturales para reactivar el AMPK. El complejo Natural Rapalogs contiene 5 inhibidores naturales de la vía de señalización mTOR. También podría interesarte el nicotinamida mononucleótido (NMN), una molécula innovadora de la medicina antiedad.

Dosis diaria: 4 cápsulas
Cantidad de dosis por envase: 30
Cantidad por dosis
L-carnosina 400 mg
Berbérine (de 365 mg de extracto de Phellodendron amurense estandarizado al 97% de berberina) 350 mg
Extracto de manzana estandarizado al 80% de polifenoles 300 mg
Extracto de reishi estandarizado al 20% de polisacáridos 300 mg
Centrofenoxina 300 mg
L-teanina 300 mg
Otros ingredientes: Celulosa microcristalina, estearato de magnesio, dióxido de silicio.


Adultos. Tomar cuatro cápsulas diarias.

Precauciones: No exceda la dosis diaria recomendada. Este producto es un suplemento alimenticio que no es un sustituto de una dieta variada y equilibrada. Mantener fuera del alcance de los niños. Almacene lejos de la luz, el calor y la humedad. Como con cualquier suplemento nutricional, consulte a un profesional de la salud antes de usar si usted está embarazada, amamantando o si usted tiene un problema de salud.
La sociedad
llámenos al
00352 264 _955 59
de 8h30 a 17h30