INNOVATION AND EXCELLENCE SINCE 1992
Inicio
  >  
Categorías
  >  
Minerales
  >  
Iron Bisglycinate 25 mg
Iron Bisglycinate 25 mg
-40%

Hoy

Iron Bisglycinate 25 mg

Suplemento de hierro altamente biodisponible

  • Trata la anemia y las carencias de hierro.
  • Asociado a una mejora de las funciones cognitivas y de la insuficiencia cardiaca.
  • Satisface las necesidades aumentadas de los vegetarianos y de los atletas.

Cantidad : 60 cáp. veg. 14.00 €8.40 €
(9.91 US$)
añadir a la cesta

Fecha de consumo preferente 28/02/2018

+

Puesto que desempeña un papel en la función inmunitaria, la salud cardiovascular y el desarrollo cognitivo, el hierro es un nutriente esencial para la salud. Según la Organización Mundial de la Salud, 1300 millones de personas sufren anemia ferropénica, una enfermedad resultante de la disminución de la concentración de hemoglobina sanguínea. Sin embargo, un gran número de personas que presenta un déficit de hierro no están anémicas.

Entre los síntomas más característicos de una carencia o un déficit de hierro, destacan principalmente:
    • cansancio;
    • debilidad;
    • falta de resistencia;
    • aturdimiento;
    • pérdida de libido;
    • frío en las extremidades;
    • ralentización del sistema inmunitario.
Todos estos síntomas están ligados al hecho de que el organismo no tiene suficiente hierro para producir la hemoglobina que transporta el oxígeno a los principales órganos vitales que son el corazón, los pulmones y los riñones.

En el niño, esta carencia o deficiencia puede causar dificultades en el aprendizaje y un claro déficit de atención (ADD – Attention Deficit Disorder).

Pero son las mujeres en edad fértil, de entre 20 y 49 años, las que presentan mayoritariamente estas deficiencias. En efecto, las pérdidas de hierro durante la menstruación y el embarazo pueden conducir a un descenso de las tasas de hierro que pueden alcanzar un 25% de la tasa normal.

Sin embargo, esta carencia puede estar relacionada con muchas otras situaciones, entre ellos la malabsorción intestinal, las hemorragias gastrointestinales, las cirugías gástricas.

Para evaluar las deficiencias y carencias de hierro, la dosis más representativa es la de la ferritina sérica, que es la proteína de almacenamiento de hierro. Su tasa no debe ser inferior a 15 μg/l en adultos y 12 μg/l en niños.

Muy biodisponible. Aumento de la tolerancia

Las formas de hierro recetadas de forma más habitual en caso de carencia o déficit son: el sulfato ferroso, el citrato de hierro, el D-gluconato de hierro. Sin embargo, todas estas formas tienen unas tasas muy variables de absorción y diversos efectos secundarios: problemas gástricos, náuseas, estreñimiento o diarrea, dolor abdominal..

Solo el hierro quelado con glicina o el bisglicinato ferroso es:
    • fácil absorción
    • bajo peso molecular
    • sin carga iónica positiva y totalmente estable
    • no reactivo con otros nutrientes
    • sin efectos negativos sobre la pared del estómago y los intestinos
    • uso prolongado seguro.
En efecto, cuando una sal mineral se disuelve en el estómago, el mineral se convierte en un ion cargado que puede bloquear la absorción de otros elementos nutritivos o combinarse con otros factores alimentarios para formar compuestos no absorbibles. Este es especialmente el caso del hierro en determinadas formas, que puede desactivar nutrientes como las vitaminas E y C y bloquear la absorción de otros minerales como el calcio. Como el bisglicinato ferroso es un ion neutro, es decir, no lleva ninguna carga eléctrica, no reacciona con otros nutrientes y llega intacto al intestino.

En sus formas habituales, los minerales son difícilmente absorbibles por el intestino. Las formas bisglicinatos, en las que los minerales están ligados a aminoácidos para producir quelatos orgánicos naturales, son compuestos de bajo peso molecular que no necesitan el trabajo de empuje del estómago y atraviesan fácilmente la pared intestinal.

El bisglicinato ferroso no se ve por tanto afectado por los factores alimentarios que pueden entorpecer su absorción, de manera que se asimila en un 75%, es decir unas 3,7 veces más que el sulfato de hierro recetado tradicionalmente.

La absorción de bisglicinato ferroso está controlada por las reservas de hierro del organismo. Así, las personas con déficit de hierro absorben las mayores cantidades. En caso de anemia ferropénica, el organismo puede absorber hasta un 90% de hierro, mientras que una persona sin carencias sólo asimilará un 10% o la cantidad necesaria para compensar las pérdidas metabólicas.

Así, es posible restablecer la tasa de hierro sérico con entre 25 y 75 mg de bisglicinato de hierro (15 g de hierro elemental), es decir entre 1 y 3 cápsulas al día, sin efectos secundarios, mientras que con las formas de hierro sulfatadas hace falta cuatro veces más.

Una total seguridad de empleo

La toma de bisglicinato de hierro es segura y eficaz en cada etapa importante de la vida: crecimiento de niños y adolescentes, mujeres embarazadas o lactantes, o en cada situación particular: deportistas, enfermedades digestivas…

Incluso a dosis superiores a 500 mg al día, no se han constatado alteraciones de las constantes bioquímicas o fisiológicas.
Dosis diaria: 3 gélules
Número de dosis por envase: 20
Cantidad por dosis
Hierro elemental (de 75 mg de bisglicinato de hierro) 15 mg
Cantidades diarias recomendadas de hierro 107 %
Otros ingredientes: : celulosa microcristalina, estearato de magnesio


Adultos. Tomar una cápsula, entre una y tres veces al día, o seguir los consejos del terapeuta. Cada cápsula contiene 25 mg de bisglicinato de hierro.

Precauciones: No exceda la dosis diaria recomendada. Este producto es un suplemento alimenticio que no es un sustituto de una dieta variada y equilibrada. Mantener fuera del alcance de los niños. Almacene lejos de la luz, el calor y la humedad. Como con cualquier suplemento nutricional, consulte a un profesional de la salud antes de usar si usted está embarazada, amamantando o si usted tiene un problema de salud.
La sociedad
llámenos al
00352 264 _955 59
de 8h30 a 17h30