INNOVATION AND EXCELLENCE SINCE 1992
Inicio
  >  
Categorías
  >  
Minerales
  >  
Potassium Bicarbonate 1350 mg
Potassium Bicarbonate 1350 mg
Potassium Bicarbonate 1350 mg

Suplemento de Potasio (bicarbonato)

  • Indicado contra la hipocaliemia.
  • Esencial para garantizar el equilibrio ácido-básico del cuerpo.
  • Indispensable para la transmisión nerviosa y para la salud cardiovascular.

Disponibilidad : en stock

Cantidad : 120 cáps. veg. 27.00 €
(31.70 US$)
añadir a la cesta

+certificado de análisis

Desde hace varias décadas, los investigadores trabajan sobre una pista que podría explicar la aparición de ciertas enfermedades «modernas» vinculadas a la alimentación: el equilibrio ácido-base. Para funcionar correctamente, el organismo debe situarse en una zona de pH equilibrado, ni demasiado alto ni demasiado bajo, es decir, ni demasiado ácido ni demasiado básico (o alcalino), con el fin de conservar un pH arterial ligeramente alcalino, comprendido entre 7,35 y 7,45.

Este equilibrio ácido-base depende en gran parte de la alimentación y los elementos «acidificantes» o «alcalinizantes» que esta contenga:
• los alimentos acidificantes, como los cereales, las proteínas (sobre todo animales) aportan aminoácidos que contienen azufre o fósforo; la sal por su parte proporciona iones de cloruro. Estos tres minerales contribuyen a la carga ácida neta del organismo;
• los alimentos alcalinizantes, como las frutas, las verduras, las raíces y los tubérculos, aportan sales de potasio alcalinas.

Nuestros ancestros prehistóricos, hasta el fin del Paleolítico, tenían una alimentación muy alcalina, ya que rebosaba sales de potasio (dos o tres veces más que en la actualidad) que neutralizan fácilmente los ácidos procedentes del metabolismo alimentario. En la actualidad, el organismo nada más bien en una acidosis crónica causada por el exceso de carnes, quesos, cereales con una buena dosis de sal.

Se cree que esta acidosis favorece:
• el debilitamiento muscular;
• los problemas cardiovasculares (hipertensión arterial, accidentes cerebrovasculares, infartos) ;
• los cálculos renales (cristalización del ácido úrico) y sobre todo;
• la osteoporosis y los problemas articulares, ya que si la alimentación es demasiado acidificante, el organismo extrae del tejido óseo el bicarbonato de calcio que necesita para neutralizar esta carga ácida: la densidad ósea disminuye y los huesos se vuelven frágiles…

Incluso aunque el organismo produzca unas cantidades bajas de bicarbonatos, esta producción es sin embargo demasiado escasa y no logra encauzar ni neutralizar esta acidosis: un aporte en forma de bicarboanto de potasio se revela indispensable.
El catión potasio (K+) está presente en todas las células. Su abundancia intracelular es necesaria para regular el volumen celular y el transporte de diversas moléculas orgánicas. Interviene en la regulación cardíaca, la excitabilidad neuromuscular, el equilibrio hídrico y ácido-base.

Esencial para el equilibrio óseo

El bicarbonato de potasio o hidrogenocarbonato de potasio (KHCO3) desempeña por tanto un papel esencial en la regulación del equilibrio ácido-base. Su toma permite aumentar el pH sanguíneo en un lapso de tiempo bastante corto (de dos a tres semanas solamente) y permite así evitar la pérdida de la masa seca en los huesos y los músculos.
Por tanto, un aporte complementario se revela como necesario cuando la alimentación es demasiado rica en proteínas de origen animal (carnes, pescados, huevos, productos lácteos) y sencillamente durante el envejecimiento, cuando el funcionamiento de los riñones se altera de forma progresiva, para impedir al mismo tiempo la formación de cálculos renales y la cristalización del ácido úrico en la orina.
Los deportistas podrían igualmente beneficiarse de este aporte complementario, puesto que consumen grandes cantidades de proteínas y producen mucho ácido láctico.
Un estudio realizado en 18 mujeres menopáusicas durante tres semanas, muestra los efectos beneficiosos de un aporte complementario de bicarbonato de potasio sobre el metabolismo óseo, al disminuir la reabsorción y aumentar la formación ósea, al tiempo que reduce la excreción del calcio por la orina.

Primordial para la salud cardiovascular

Otro papel esencial del potasio es su impacto sobre el sistema cardiovascular e incluso la FDA (Food and Drug Administration) ha reconocido sus beneficios para el funcionamiento de la bomba cardíaca y la reducción de la presión arterial.
El estudio Intersalt, por su parte, realizado en 52 poblaciones repartidas en 32 países y que reunió a más de 10.000 personas, muestra muy bien el efecto protector contra la hipertensión de un aporte elevado de potasio. Parece que un aumento del aporte diario de potasio de 1,17 a1,35 g se asocia a una reducción de la presión sistólica de 2-3 mm de mercurio.
La famosa dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension), que se caracteriza por un aumento del consumo de frutas y verduras - lo que eleva el aporte diario de potasio, principalmente en forma de bicarbonato, de 1,44 a 12,77 g -, permite igualmente reducir las presiones sistólica y diastólica de 5,5 a 3 mm de mercurio al cabo de ocho semanas.

Disminuye el riesgo de ACV

Un estudio estadounidense, realizado en 45.000 profesionales de la salud a los que se siguió durante 8 años, demostró que el riesgo de accidente cerebrovascular está correlacionado con el aporte diario de potasio y que este riesgo disminuye en un 38% si el aporte de potasio aumenta de 2,39 a 4,29 g de potasio.

La dosis media diaria recomendada es de en torno a 2 g al día, repartidos en las dos comidas principales para limitar:
• la osteoporosis y los problemas articulares,
• los problemas cardiovasculares (hipertensión arterial, accidentes cerebrovasculares, infartos) ;
• la debilidad muscular ligada a la edad;
• las litiasis renales (de tipo úricas).
Dosis diaria: 4 cápsulas
Cantidad de dosis por envase: 30
Cantidad por dosis
Potasio (de 5400 mg de bicarbonato de potasio) 2100 mg
Otros ingredientes: celulosa microcristalina, estearato de magnesio, dióxido de silicio.


Adultos. Tomar 2 cápsulas dos veces al día. Cada cápsula contiene 1350 g de bicarbonato de potasio.
Precauciones de uso
Pida consejo a su terapeuta en caso de tomar diuréticos potásicos, tener cálculos renales o recibir tratamiento con hipotensores.

Precauciones: No exceda la dosis diaria recomendada. Este producto es un suplemento alimenticio que no es un sustituto de una dieta variada y equilibrada. Mantener fuera del alcance de los niños. Almacene lejos de la luz, el calor y la humedad. Como con cualquier suplemento nutricional, consulte a un profesional de la salud antes de usar si usted está embarazada, amamantando o si usted tiene un problema de salud.
La sociedad
llámenos al
00352 264 _955 59
de 8h30 a 17h30