0
es
US
WSM
222171903
Su cesta esta vacía
Menú
Falta de dopamina en el cerebro

Falta de dopamina: ¿qué complemento alimenticio tomar?

La dopamina es una hormona que actúa sobre el control motor, el placer, la motivación, las ganas de avanzar... ¿Cuándo puede quedarse sin dopamina y qué puede hacer para aumentar sus niveles de dopamina?

Dopamina: ¿para qué sirve esta hormona?

Sintetizada a partir de la tirosina, un aminoácido, la dopamina es un neurotransmisor implicado en el control motor, la atención, el placer y la motivación pero también el sueño, la memoria y la cognición (1-3).

También se la conoce como la "molécula del placer" o la "hormona de la motivación".

Dopamina, circuito de la recompensa y adicciones

La dopamina es, en particular, el principal neurotransmisor implicado en el “circuito de la recompensa”.

Este sistema, que se apoya en varias estructuras cerebrales, se encarga de recompensar la realización de funciones vitales (comer, beber, reproducirse...) proporcionando una sensación de placer (4-5).

El circuito de recompensa refuerza así algunos de nuestros comportamientos, motivándonos a volver a lo que nos conviene.

Sin embargo, la dopamina interviene en el mecanismo de la adicción. El tabaco, el alcohol o incluso la heroína tienen la capacidad de aumentar la dopamina en las sinapsis y así incentivar al consumidor a repetir tal o cual conducta nociva. Lo mismo ocurre con la adicción al juego o a las redes sociales.

¿Cuáles son las causas de una falta de dopamina?

A veces, falta la hormona de la motivación. Hay varias razones para esta deficiencia de dopamina:

  • Una dieta desequilibrada, pobre en tirosina, en vitaminas B6, B12, C y en omega 3.
  • Estrés psicológico, la producción de cortisol (la hormona del estrés), que provoca una disminución de la transformación de la tirosina en dopamina.
  • Una predisposición genética.
  • Una relación desequilibrada entre dopamina, serotonina y noradrenalina que actúa negativamente sobre el nivel de dopamina.
  • Un consumo excesivo de estimulantes como las drogas o el juego (la dopamina sólo se libera a través de estimulantes y la producción natural empieza a disminuir).
  • También está la enfermedad de Parkinson, enfermedad degenerativa del cerebro que se caracteriza principalmente por la muerte de las neuronas secretoras de dopamina. La enfermedad suele estar relacionada con la edad avanzada, pero también depende de factores genéticos y ambientales (estrés oxidativo, déficit energético, inflamación, fuerte exposición a pesticidas, etc.). Esta enfermedad puede provocar ralentización de los movimientos, rigidez de los músculos, temblores, trastornos cognitivos, depresión, etc. Por supuesto, si cree que padece esta enfermedad, debe ser examinado por su médico y seguir sus recomendaciones.

Falta de dopamina: síntomas

Una deficiencia de dopamina se suele reconocer por uno o varios de estos elementos:

  • Dificultades para concentrarse.
  • Falta de motivación y de confianza.
  • Fallos de memoria.
  • Sueño prolongado o agitado.
  • Disminución de la libido.
  • Fatiga prolongada.
  • Pensamientos negativos.
  • Necesidad de azúcar y de picoteo.

¿Cómo aumentar su nivel de dopamina de forma natural?

Para aumentar su nivel de dopamina, lo primero que hay que hacer es practicar una actividad deportiva. El deporte es un medio excelente para reforzar la dopamina de forma natural.

En la misma línea, no dude en permitirse momentos de adversidad voluntaria (por ejemplo, dándose duchas frías) que le ayudarán a avanzar.

Muchos estudios también han demostrado que una práctica japonesa llamada shinrin-yoku (baño de bosque) permite disminuir los niveles de cortisol y de adrenalina (las hormonas del estrés) y aumentar los niveles de dopamina, de serotonina y de endorfina (las hormonas de la felicidad) (8-9).

Asimismo, los masajes, la meditación o incluso acariciar a un animal pueden reducir el estrés y por tanto ayudar a recuperar niveles satisfactorios de dopamina.

Por último, las noches reparadoras y la exposición al sol, también son conocidas por aumentar los niveles de dopamina.

La alimentación y el mejor complemento alimenticio contra la falta de dopamina

Si usted tiene una falta de dopamina, también puede querer aumentar las fuentes de tirosina en su dieta, ya que la dopamina está sintetizada a partir de este aminoácido. Por tanto, huevos, carne, pescado, productos lácteos, verduras, fruta fresca y legumbres deberían incluirse en su dieta.

Para aumentar su ingesta, puede beneficiarse del complemento alimenticio de tirosina N-Acetyl L-Tyrosine, que tiene una absorción y una biodisponibilidad máximas.

La vitamina B6, la vitamina B12 y la vitamina C también son cofactores de la dopamina y por tanto deben consumirse en cantidades suficientes para favorecer la acción de la hormona de la motivación (10). Asegúrese también de tener una ingesta suficiente de omega 3.

Falta de dopamina: otros complementos alimenticios que conviene conocer

En los trastornos neurodegenerativos que provocan un descenso de los niveles de dopamina, los médicos suelen prescribir un tratamiento que contiene el precursor de los neurotransmisores: la L-DOPA. Una de las mejores fuentes naturales de L-DOPA es una planta ayurvédica llamada Mucuna pruriens.

Otro enfoque consiste en inhibir el compuesto que degrada la dopamina en el cerebro: la enzima monoaminooxidasa B (MAO-B). La concentración de la MAO-B aumenta con la edad. Unos estudios han demostrado que la avena es capaz de inhibir esta enzima. Así pues, se sabe que esta planta (que se encuentra en Natural Dopamine Support) contribuye al equilibrio hormonal favoreciendo los niveles de dopamina en el cerebro. (12-13).

Como recordatorio, algunos suplementos pueden entrar en interacción con medicamentos. Asimismo, le invitamos a pedir consejo a su médico antes de iniciar un tratamiento.

EL CONSEJO DE SUPERSMART

Referencias

  1. DAUBNER, S. Colette, LE, Tiffany, et WANG, Shanzhi. Tyrosine hydroxylase and regulation of dopamine synthesis. Archives of biochemistry and biophysics, 2011, vol. 508, no 1, p. 1-12.
  2. EVANS, Andrew H. et LEES, Andrew J. Dopamine dysregulation syndrome in Parkinson's disease. Current opinion in neurology, 2004, vol. 17, no 4, p. 393-398.
  3. DAVIS, Kenneth L., KAHN, René S., KO, Grant, et al.Dopamine in schizophrenia: a review and reconceptualization. The American journal of psychiatry, 1991.
  4. ROUTTENBERG, Aryeh. The reward system of the brain. Scientific American, 1978, vol. 239, no 5, p. 154-165.
  5. ARIAS-CARRIÓN, Oscar, STAMELOU, Maria, MURILLO-RODRÍGUEZ, Eric, et al.Dopaminergic reward system: a short integrative review. International archives of medicine, 2010, vol. 3, no 1, p. 1-6.
  6. RADEMACHER, Lena, SCHULTE-RÜTHER, Martin, HANEWALD, Bernd, et al.Reward: from basic reinforcers to anticipation of social cues. Social behavior from rodents to humans, 2015, p. 207-221.
  7. COSTALL, B., DOMENEY, A. M., et NAYLOR, R. J. Behavioural and biochemical consequences of persistent overstimulation of mesolimbic dopamine systems in the rat. Neuropharmacology, 1982, vol. 21, no 4, p. 327-335.
  8. KONDO, Teruhiko, TAKEDA, Atsushi, KOBAYASHI, Isao, et al.Positive healthy physiological effects of Shinrin-yoku in human. The Journal of The Japanese Society of Balneology, Climatology and Physical Medicine, 2011, p. 169-177.
  9. LI, Qing. Effets des forêts et des bains de forêt (shinrin-yoku) sur la santé humaine: une revue de la littérature. Santé publique, 2019, vol. 1, no HS, p. 135-143.
  10. MENNITI, F. S., KNOTH, J., et DILIBERTO JR, E. J. Role of ascorbic acid in dopamine beta-hydroxylation. The endogenous enzyme cofactor and putative electron donor for cofactor regeneration. Journal of Biological Chemistry, 1986, vol. 261, no 36, p. 16901-16908.
  11. Rutledge RB, Smittenaar P, Zeidman P, Brown HR, Adams RA, Lindenberger U, Dayan P, Dolan RJ. Risk Taking for Potential Reward Decreases across the Lifespan. Curr Biol. 2016 Jun 20;26(12):1634-1639. doi: 10.1016/j.cub.2016.05.017. Epub 2016 Jun 2. PMID: 27265392; PMCID: PMC4920952.UPPALA, Praveen Kumar, LATHA, M. Swarna, REDDY, R. Shashidhar, et al.Evaluation of anti-depressant activity of Methanolic Seed Extract of Avena sativa L. In Mice. Research Journal of Pharmacology and Pharmacodynamics, 2013, vol. 5, no 4, p. 212-217.
  12. KENNEDY, David O., BONNLÄNDER, Bernd, LANG, Stefanie C., et al.Acute and chronic effects of green oat (Avena sativa) extract on cognitive function and mood during a laboratory stressor in healthy adults: a randomised, double-blind, placebo-controlled study in healthy humans. Nutrients, 2020, vol. 12, no 6, p. 1598.
  13. Kumar MJ, Andersen JK. Perspectives on MAO-B in aging and neurological disease: where do we go from here? Mol Neurobiol. 2004 Aug;30(1):77-89. doi: 10.1385/MN:30:1:077. PMID: 15247489.

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 años de experiencia
Satisfecho(a)
o reembolsado(a)
Envío rápido
Consulta gratuita