0
es
US
WSM
216951428
Su cesta esta vacía
Menú
Exceso de grasa visceral

Grasa visceral: 7 consejos para perderla de forma natural

La grasa visceral es un tipo especial de grasa que se almacena entre los músculos abdominales y los órganos. Un exceso de grasa visceral puede ser peligroso... Aquí tiene 7 consejos para eliminar la grasa visceral mala.

La grasa visceral: insidiosa y oculta

En el organismo existen varios tipos de grasas, varios tipos de tejidos adiposos (1):

El tejido adiposo pardo, especialmente importante en los recién nacidos, pero también presente en el organismo adulto, tiene como función principal suministrar ATP, energía, y participa poco o nada en el sobrepeso y la obesidad;

El tejido adiposo blanco, una reserva energética esencial, en forma de adipocitos, cuya cantidad es regulada por el páncreas en función de la ingesta alimentaria.

Esta grasa blanca se divide a su vez principalmente en dos tipos distintos:

  • La grasa subcutánea, situada debajo de la piel, que libera su energía menos rápidamente en función de las necesidades del organismo.
  • La grasa visceral, que libera su energía rápidamente, y que está almacenada alrededor de las vísceras (estómago, intestinos, corazón, hígado, etc.).

Por eso, es frecuente confundir la grasa abdominal con la visceral: cuando tenemos sobrepeso y, sobre todo, cuando llevamos un estilo de vida desequilibrado, acumulamos en el estómago y el vientre, por tanto en el abdomen, no sólo grasa subcutánea abdominal, sino también grasa visceral. Y ambas “causan grasa abdominal”.

Grasa visceral: peligro

La grasa visceral no es peligrosa; es incluso necesaria. Proporciona una reserva de energía para mantener en funcionamiento nuestros órganos vitales en caso de hambruna. Sin embargo, el estilo de vida occidental moderno, totalmente desconectado de las necesidades del organismo, favorece una acumulación excesiva de esa grasa visceral, que tiene funciones endocrinas.

El exceso de grasa visceral está implicado en el síndrome metabólico, la aparición de diabetes de tipo 2, las enfermedades cardiovasculares, etc. (2-3).

Grasa visceral: cálculo y escala

Es muy difícil evaluar correctamente la cantidad de grasa visceral sin un examen de absorciometría de rayos x de doble energía (DEXA o DXA - Dual X-ray Absorptiometry).

Sin embargo, se puede estimar la cantidad de grasa visceral calculando la relación cintura-cadera. Para ello, divida el perímetro de su cintura por el perímetro de su cadera. Si este cociente es inferior a 0,85 para una mujer o a 0,9 para un hombre, entonces su nivel de grasa visceral es razonable. Si no es así, se suele considerar que debe eliminar la grasa visceral (4).

Perder grasa visceral: ¿cuál es la diferencia entre hombres y mujeres?

Aunque hombres y mujeres no son iguales en lo que se refiere a la grasa visceral, por razones hormonales obvias, por otro lado, los métodos para eliminarla son los mismos, independientemente del sexo.

No obstante, tenga en cuenta que la principal diferencia entre hombres y mujeres está en realidad en la distribución de la grasa subcutánea, no realmente en la acumulación de grasa visceral. En general, las grasas blancas representan de un 15 % a un 20 % del peso corporal de un adulto.

Las mujeres tienen tendencia a acumular la grasa subcutánea en las caderas, el cuello, los brazos y los senos mientras que los hombres acumulan la grasa principalmente alrededor del abdomen.

Grasa visceral: cuidar su alimentación

El primero de los métodos naturales para eliminar la grasa visceral es evidentemente cambiar su dieta.

Regulada por el páncreas, la grasa visceral es especialmente elevada en personas con una dieta rica en alimentos con un índice glucémico elevado y con un alto contenido en glucosa y fructosa (5).

Por lo tanto, lo primero es seguir una dieta con un IG bajo favoreciendo los alimentos enteros, frescos y no procesados.

La idea no es hacer una dieta de adelgazamiento, sino eliminar de su alimentación los productos nocivos para el organismo : los refrescos, los zumos de frutas, los platos preparados, las barritas de chocolate, el alcohol, los cereales de desayuno procesados, etc.

¿Cómo eliminar la grasa visceral haciendo ejercicio?

De 20 a 30 minutos de ejercicio de bajo a moderado al día son suficientes para aumentar el gasto calórico del cuerpo. Como resultado, los órganos necesitan energía para funcionar y la obtendrán directamente de esta grasa visceral.

Además, la actividad física tiene efectos beneficiosos sobre la regulación de la insulina, que interviene directamente en el metabolismo de los hidratos de carbono, que alimentan a los adipocitos de la grasa visceral.

Así que, para eliminar esta grasa del vientre, piense ya en adoptar un estilo de vida menos sedentario (6).

Garcinia cambogia y Coleus forskholii para quemar la grasa visceral

Garcinia cambogia es un árbol de origen asiático cuyo fruto tiene una corteza que es una de las escasas fuentes de ácido hidroxicítrico, una molécula que ayuda a reducir el almacenamiento de grasa, en particular inhibiendo la ATP-citrato liasa, una enzima esencial para la síntesis corporal de ácidos grasos.

El ácido hidroxicítrico también favorece la oxidación de las grasas y tiene un reconocido efecto supresor del apetito. Por ello, se sabe que la Garcinia cambogia ayuda a mantener niveles normales de azúcar en sangre y contribuye al control del peso (7).

Esta es también la razón por la que la Garcinia cambogia se encuentra en muchas fórmulas sinérgicas adelgazantes (como Metadrine™, que también contiene un extracto patentado de guindilla, cafeína y muchas otras moléculas para potenciar los efectos supresores del apetito y metabólicos de la Garcinia cambogia).

Otra planta que merece la pena conocer es el Coleus forskholii, una hierba ayurvédica cuyo principio activo, la forskolina, actúa sobre la lipólisis (la destrucción de las grasas) y la pérdida de peso (cuyo extracto natural se encuentra en Advanced Fat Burner).

La hidratación: fundamental contra la grasa visceral

El agua es fundamental para el funcionamiento de nuestro organismo. Regula la temperatura, permite los intercambios intra y extracelulares, hace posibles las reacciones metabólicas que requieren un átomo de hidrógeno y favorece la eliminación de residuos metabólicos a través de la orina y las heces. Además, es un excelente supresor del apetito que no contiene ninguna caloría.

Si a esto añadimos que un cuerpo deshidratado es un cuerpo sometido a un estrés metabólico importante, se comprende la importancia de una hidratación suficiente para eliminar la grasa visceral (8).

Así que, a primera hora de la mañana, acuérdese de beber medio litro de agua, y repita la operación al menos a mediodía y por la noche para asegurarse de que su organismo esté correctamente hidratado.

La acacia: una fuente de fibras naturales

Además de los alimentos con un bajo índice glucémico, es vital llevar una dieta rica en fibra. Esta última no sólo facilita la motilidad intestinal, y, por tanto, la excreción de toxinas y macronutrientes en exceso, sino que algunos estudios también sugieren que la fibra soluble puede ayudar a regular el peso (9).

Según estos estudios, uno de los beneficios de las fibras solubles es que forman una especie de gel que atrapa parte de las grasas. Al hacerlo, ralentizan la absorción del colesterol y las grasas y ralentizan la digestión de los hidratos de carbono. Esta última acción reduciría la carga glucémica de los alimentos, lo que explica que la carga glucémica del arroz integral sea menor que la del arroz blanco, por ejemplo.

Por otra parte, la carga glucémica tiene un impacto directo en los picos de insulina y, por lo tanto, en el almacenamiento de grasa visceral.

Es por ello que muchas personas recurren a suplementos de fibra soluble natural (como Organic Acacia, compuesto a partir de la goma arábiga o de acacia) para eliminar la grasa visceral.

El regaliz para la salud digestiva

Utilizado desde hace milenios por su contribución a la salud digestiva, el regaliz también podría ser un excelente aliado para combatir la acumulación de grasa visceral.

En efecto, un estudio japonés ha comparado la pérdida de grasa corporal de dos grupos: Uno consumiendo un placebo y el otro consumiendo extracto de regaliz. Ambos grupos consumieron las mismas calorías durante el estudio.

Al cabo de 8 semanas, el grupo que había consumido regaliz había perdido como media casi un kilo de grasa corporal más que el grupo de control.

Aunque los investigadores suponen que son las propiedades antioxidantes del regaliz las que pueden haber tenido un efecto sobre la síntesis de ácidos grasos, también afirman que se necesitan más estudios para comprender los efectos de esta planta milenaria.

Dicho esto, en cualquier caso, el regaliz contribuye a la salud metabólica y a la pérdida de peso (razón por la que se encuentra en complementos como Viscerox) (10).

La Gymnema sylvestre para el metabolismo de los hidratos de carbono y los lípidos

Planta tradicional utilizada en la medicina ayurvédica desde hace más de 2 500 años, la Gymnema sylvestre también es un interesante remedio natural contra la grasa visceral.

Rica en ácido gimnémico, se cree que la Gymnema sylvestre:

  • retrasa la absorción de glucosa en el torrente sanguíneo;
  • aumenta la secreción de insulina;
  • aumenta la actividad de las enzimas responsables del consumo de glucosa.

Sea como fuere, ante los numerosos estudios que han demostrado sus beneficios, Gymnema sylvestre es conocida por ayudar a normalizar el metabolismo del azúcar y participar en el control del peso (11).

Mejorar su sueño y su estrés

Las situaciones de estrés también llevan al organismo a acumular grasa visceral. La función de la grasa visceral es actuar como reserva de supervivencia del organismo.

Además, el estrés y la falta de sueño inducen al organismo a producir cortisol en exceso, la hormona del estrés. Una hormona que aumenta la sensibilidad de las células a la insulina.

Por lo tanto, está ampliamente demostrado que el almacenamiento de grasa, y en particular de grasa visceral, se ve favorecido por situaciones de estrés y falta de sueño (12-13).

Para eliminar la grasa visceral, cuide también su sueño y su salud mental: afortunadamente, una alimentación sana y una actividad física regular desempeñan un papel fundamental. ¡Así podrá matar varios pájaros de un tiro!

EL CONSEJO DE SUPERSMART

Referencias

  1. CHEN, Yong, PAN, Ruping, et PFEIFER, Alexander. Fat tissues, the brite and the dark sides. Pflügers Archiv-European Journal of Physiology, 2016, vol. 468, p. 1803-1807.
  2. BERGMAN, Richard N., KIM, Stella P., CATALANO, Karyn J., et al.Why visceral fat is bad: mechanisms of the metabolic syndrome. Obesity, 2006, vol. 14, no 2S, p. 16S.
  3. MATSUZAWA, Yuji, NAKAMURA, Tadashi, SHIMOMURA, Iichiro, et al.Visceral fat accumulation and cardiovascular disease. Obesity research, 1995, vol. 3, no S5, p. 645S-647S.
  4. VAN DER KOOY, Karin, SEIDELL, Jacob C., et al.Techniques for the measurement of visceral fat: a practical guide. International journal of obesity, 1993, vol. 17, p. 187-187.
  5. BRAND-MILLER, Jennie et BUYKEN, Anette E. The glycemic index issue. Current opinion in lipidology, 2012, vol. 23, no 1, p. 62-67.
  6. ANDO, Shinto, KOYAMA, Teruhide, KURIYAMA, Nagato, et al.The association of daily physical activity behaviors with visceral fat. Obesity Research & Clinical Practice, 2020, vol. 14, no 6, p. 531-535.
  7. HAYAMIZU, Kohsuke, ISHII, Yuri, KANEKO, Izuru, et al.Effects of Garcinia cambogia (Hydroxycitric Acid) on visceral fat accumulation: a double-blind, randomized, placebo-controlled trial. Current therapeutic research, 2003, vol. 64, no 8, p. 551-567.
  8. ARMELLINI, F., SCALFI, Luca, ZAMBONI, M., et al.Relationship between hydration of lean body mass and visceral adipose tissue. A clinical study of women. International Journal of Obesity and Related Metabolic Disorders: Journal of the International Association for the Study of Obesity, 1996, vol. 20, no 1, p. 37-40.
  9. AOE, Seiichiro, ICHINOSE, Yasunori, KOHYAMA, Noriko, et al.Effects of high β-glucan barley on visceral fat obesity in Japanese individuals: A randomized, double-blind study. Nutrition, 2017, vol. 42, p. 1-6.
  10. TOMINAGA, Yuji, NAKAGAWA, Kaku, MAE, Tatsumasa, et al.Licorice flavonoid oil reduces total body fat and visceral fat in overweight subjects: A randomized, double-blind, placebo-controlled study. Obesity Research & Clinical Practice, 2009, vol. 3, no 3, p. 169-178.
  11. POTHURAJU, Ramesh, SHARMA, Raj Kumar, CHAGALAMARRI, Jayasimha, et al.A systematic review of Gymnema sylvestre in obesity and diabetes management. Journal of the Science of Food and Agriculture, 2014, vol. 94, no 5, p. 834-840.
  12. CHAPUT, Jean‐Philippe, BOUCHARD, Claude, et TREMBLAY, Angelo. Change in sleep duration and visceral fat accumulation over 6 years in adults. Obesity, 2014, vol. 22, no 5, p. E9-E12.
  13. DRAPEAU, V., THERRIEN, F., RICHARD, D., et al.Is visceral obesity a physiological adaptation to stress?. Panminerva medica, 2003, vol. 45, no 3, p. 189-196.

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 años de experiencia
Satisfecho(a)
o reembolsado(a)
Envío rápido
Consulta gratuita