0
es
US
WSM
233583112
Su cesta esta vacía
Menú

¿Cómo perder barriga después de dar a luz?

Flácido, sin tono abdominal... Una vez pasada la alegría del parto, muchas jóvenes mamás se sienten decepcionadas con su vientre. Aquí tiene nuestros consejos para adelgazar y tonificar esta zona después del parto.

Vientre después del parto

¿Por qué se tiene una barriga grande después de dar a luz?

¡Si hay una zona que sufre muchos trastornos durante el embarazo, es el vientre! Además de la línea alba y las estrías que dejan su huella en la piel, las jóvenes madres a veces tienen que lidiar con un vientre blando, flácido o hinchado en el periodo posparto. Desafortunadamente, no todo se puede eliminar con una varita mágica.

Además de la característica impronta hormonal, el útero experimenta una expansión dantesca para adaptarse al crecimiento del feto: del tamaño de un higo al principio de la gestación, pasa a parecer tan voluminoso como una sandía 9 meses más tarde.

Por lo tanto, hay que dar tiempo a los músculos uterinos para que vuelvan a su posición original, un proceso conocido como involución uterina (1). Este proceso tiene lugar en un plazo de 4 a 8 semanas. Se acompaña de contracciones similares a los dolores menstruales (entuertos) y hemorragias vaginales (loquios).

El embarazo también distiende los músculos abdominales, lo que provoca una cierta relajación (2). Por último, los “kilos de embarazo”, especialmente los de las reservas de grasa almacenadas para soportar las necesidades energéticas de la madre y el feto, pueden tardar en fundirse (3). ¡Aunque la expulsión conjunta del bebé, la placenta y el líquido amniótico ya aligeran a la joven madre una media de 5 a 8 kg tras el parto!

Vientre posparto: ¿cuánto tiempo?

No todas las mamás son iguales cuando se trata de la barriga del embarazo. Si bien algunas recuperan un vientre plano en el plazo de unos días o semanas tras el nacimiento del bebé, otras necesitarán más tiempo en función de la naturaleza de su piel o de su metabolismo (4). Como dice el refrán: "9 meses para hacer, 9 meses para deshacer". Por tanto, la paciencia y la indulgencia son esenciales.

Eliminar la barriga después de una cesárea: ¿es más difícil?

Las mujeres que han sufrido una cesárea pueden tener más dificultades para perder la barriga después del parto por varias razones:

  • En comparación con un parto vaginal, un parto por cesárea no utiliza los músculos uterinos y abdominales ni contribuye a devolverles su tono de forma natural (5).
  • El proceso de cicatrización obliga a la joven mamá a posponer varias semanas la reeducación perineal y/o abdominal , y, por tanto, la reanudación de la actividad física, beneficiosa para el fortalecimiento muscular y la pérdida de peso.
  • Los órganos se recolocan más lentamente, lo que predispone a la acumulación de gases y a la aparición de hinchazón durante varias semanas, provocando la hinchazón del vientre (6).
  • Las cesáreas pueden provocar la formación de un antiestético "bulto" sobre la cicatriz : normal en el postoperatorio, a veces persiste durante mucho tiempo en algunas mujeres. Sin embargo, puede corregirse repitiendo la operación o mediante un procedimiento quirúrgico-estético (liposucción o miniabdominoplastia).

Vientre flácido tras el parto: ¿cómo tonificarlo?

La reeducación abdominal

La reeducación abdominal suele seguir a la reeducación del perineo, destinada a tonificar los músculos del suelo pélvico y que suele iniciarse entre las 6 y 8 semanas posteriores al parto.

Realizada por una matrona o un fisioterapeuta, ayuda a tonificar la faja abdominal et revierte la diástasis (estiramiento excesivo del recto abdominal) provocada por el embarazo al trabajar los músculos abdominales profundos (7). El método más conocido se basa en la gimnasia hipopresiva que combina la apnea espiratoria y una secuencia de posturas.

Una vez finalizada esta doble reeducación, la reanudación de la práctica deportiva no suele plantear ningún problema.

Una alimentación adaptada

Se desaconseja encarecidamente seguir una dieta drástica justo después del parto, lo que debilitaría un cuerpo ya puesto a prueba por 3 trimestres de embarazo y parto. Menos aún si está en periodo de lactancia, lo que le obliga a aumentar sus necesidades energéticas diarias (en unas 500 kcal). En cambio, debe adoptarse lo antes posible una alimentación equilibrada si desea recuperar rápidamente su peso ideal (y perder barriga).

En este caso, los consejos son los mismos que para la población general: la proporción adecuada entre hidratos de carbono, proteínas y grasas, mucha fruta y verdura, una buena hidratación (1,5 l de agua al día) y sobre todo productos crudos y poco procesados (8).

Sigue siendo necesario moderarse con el azúcar, la sal, las grasas saturadas y el alcohol, que está totalmente prohibido para las madres lactantes. Cuidado también con las bebidas gaseosas y las verduras crudas, que tienden a hincharle.

No obstante, es importante permitirse algunos caprichos bien merecidos en esta gran aventura: un trozo de tarta casera el fin de semana o un cuadradito de chocolate negro al final de la comida, ¡eso sí!.

Vendar el vientre después del parto

Vendar el vientre es una tradición ancestral que se puede encontrar bajo diferentes formas y nombres en muchas civilizaciones: "Rebozo" en México, "Bengkung" en Malasia (9)...

El principio consiste en envolver la pelvis de la madre con una tela larga y rígida para enderezar los ligamentos distendidos por el embarazo y separados durante el parto.

El vendaje posnatal se recomienda desde los primeros días después del parto (pero no antes de las 6 semanas en caso de cesárea) durante 45 minutos. Debe repetirse regularmente durante los primeros meses después del parto.

El masaje del vientre después del parto

Masajear su vientre en el posparto estimula la circulación sanguínea y linfática al tiempo que potencia la síntesis de elastina y de colágeno, dos proteínas que aportan flexibilidad y firmeza a la piel. Además de sus beneficios físicos, el masaje abdominal proporciona una sensación de relajación psicológica ayudando a mejorar la gestión del estrés (un formidable obstáculo para la pérdida de peso).

Salvo contraindicación del ginecólogo, puede realizarse desde la primera semana tras un parto vaginal. En caso de cesárea, es preferible esperar a la cicatrización completa (no antes de 6 semanas).

Consejo adicional: para mantener una buena elasticidad de los tejidos, siga aplicando suaceite o crema antiestrías habitual.

Perder grasa abdominal después del parto: los mejores complementos alimenticios

¿Ha sido incapaz de recuperar un vientre plano desde la llegada del bebé? Además de todas estas buenas medidas, algunos complementos alimenticios pueden apoyar sus esfuerzos. Pero tenga cuidado,el asesoramiento médico es esencial si está amamantando o si hay complicaciones tras el parto.

La semilla del paraíso, o maniguette, es una especia con una larga historia en la farmacopea de África Occidental, donde se utiliza tradicionalmente para tratar problemas digestivos. Numerosos estudios han demostrado también el papel del 6-paragol, uno de sus principales compuestos, en la termogénesis del tejido adiposo (precisamente esta es la razón por la que Paradoxine®, extracto de semillas del paraíso, opta por una estandarización a un 12,5 % de 6-paradol) (10). A diferencia de muchos "quemagrasas", tiene la particularidad de estar totalmente exento de cafeína, que a menudo no se recomienda después del parto.

Como el equilibrio emocional influye indirectamente en el proceso de pérdida de peso, también es una buena idea recurrir a plantas adaptógenas para reforzar su resistencia física y mental. Una de las plantas posparto más populares es la rodiola: además de su capacidad para favorecer la forma física y el sistema nervioso, reviste un doble interés para los investigadores por su especial afinidad con los adipocitos de la región abdominal (que se encuentran en Rhodiola Rosea, estandarizado a un 5 % de rosavina y un 1,8 % de salidrósido para una máxima eficacia) (11-12).

Un ensayo aleatorizado también ha analizado los beneficios potenciales de la suplementación con las cepas probióticas Lactobacillus rhamnosus GG y Bifidobacterium lactis durante el embarazo, como complemento de las medidas dietéticas, para limitar el aumento de peso después del parto (ambas presentes en la superalianza Full Spectrum Probiotic Formula) (13).

EL CONSEJO DE SUPERSMART

Referencias

  1. Paliulyte V, Drasutiene GS, Ramasauskaite D, Bartkeviciene D, Zakareviciene J, Kurmanavicius J. Physiological Uterine Involution in Primiparous and Multiparous Women: Ultrasound Study. Obstet Gynecol Int. 2017;2017:6739345. doi: 10.1155/2017/6739345. Epub 2017 May 7. PMID: 28555159; PMCID: PMC5438840.
  2. Fukano M, Tsukahara Y, Takei S, Nose-Ogura S, Fujii T, Torii S. Recovery of Abdominal Muscle Thickness and Contractile Function in Women after Childbirth. Int J Environ Res Public Health. 2021 Feb 22;18(4):2130. doi: 10.3390/ijerph18042130. PMID: 33671663; PMCID: PMC7926552.
  3. Institute of Medicine (US) Committee on Nutritional Status During Pregnancy and Lactation. Nutrition During Pregnancy: Part I Weight Gain: Part II Nutrient Supplements. Washington (DC): National Academies Press (US); 1990. 5, Total Amount and Pattern of Weight Gain: Physiologic and Maternal Determinants. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK235227/
  4. Tinius RA, Yoho K, Blankenship MM, Maples JM. Postpartum Metabolism: How Does It Change from Pregnancy and What are the Potential Implications? Int J Womens Health. 2021 Jun 17;13:591-599. doi: 10.2147/IJWH.S314469. PMID: 34168507; PMCID: PMC8216742.
  5. Kwon YJ, Hyung EJ, Yang KH, Lee HO. How different modes of child delivery influence abdominal muscle activities in the active straight leg raise. J Phys Ther Sci. 2014 Aug;26(8):1271-4. doi: 10.1589/jpts.26.1271. Epub 2014 Aug 30. PMID: 25202194; PMCID: PMC4155233.
  6. Dimitrov A, Nikolov A, Nashar S, Mikhova M, Pavlova E, Krŭsteva K. [Puerperal uterine involution according to the method of delivery]. Akush Ginekol (Sofiia). 2007;46(9):14-8. Bulgarian. PMID: 18642558.
  7. Laframboise FC, Schlaff RA, Baruth M. Postpartum Exercise Intervention Targeting Diastasis Recti Abdominis. Int J Exerc Sci. 2021 Apr 1;14(3):400-409. PMID: 34055160; PMCID: PMC8136546.
  8. Balsarkar G. Clinical Practice Guidelines for Weight Management in Postpartum Women: An AIIMS-DST Initiative in Association with FOGSI. J Obstet Gynaecol India. 2022 Apr;72(2):99-103. doi: 10.1007/s13224-022-01654-7. Epub 2022 Mar 23. PMID: 35492855; PMCID: PMC9008111.
  9. Ridzuan MH, Ali MF, Tan CE, Abdul Aziz AF. Traditional and Complementary Medicine Use During Postpartum Period: A Cross-Sectional Analysis at a Rural, Public Maternal and Child Health Clinic in West Malaysia. 2021 Jun 3;13(6):e15410. doi: 10.7759/cureus.15410. PMID: 34249557; PMCID: PMC8254049.
  10. Sugita J, Yoneshiro T, Sugishima Y, Ikemoto T, Uchiwa H, Suzuki I, Saito M. Daily ingestion of grains of paradise (Aframomum melegueta) extract increases whole-body energy expenditure and decreases visceral fat in humans. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 2014;60(1):22-7. doi: 10.3177/jnsv.60.22. PMID: 24759256.
  11. Perfumi M, Mattioli L. Adaptogenic and central nervous system effects of single doses of 3% rosavin and 1% salidroside Rhodiola rosea L. extract in mice. Phytother Res. 2007 Jan;21(1):37-43. doi: 10.1002/ptr.2013. PMID: 17072830.
  12. Pomari E, Stefanon B, Colitti M. Effects of Two Different Rhodiola rosea Extracts on Primary Human Visceral Adipocytes. 2015 May 11;20(5):8409-28. doi: 10.3390/molecules20058409. PMID: 25970041; PMCID: PMC6272273.
  13. Ilmonen J, Isolauri E, Poussa T, Laitinen K. Impact of dietary counselling and probiotic intervention on maternal anthropometric measurements during and after pregnancy: a randomized placebo-controlled trial. Clin Nutr. 2011 Apr;30(2):156-64. doi: 10.1016/j.clnu.2010.09.009. PMID: 20970896.

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 años de experiencia
Satisfecho(a)
o reembolsado(a)
Envío rápido
Consulta gratuita