0
es
US
WSM
222665600
Su cesta esta vacía
Menú
Carbón activado contra los gases

Carbón activado: ¿cómo actúa sobre los gases intestinales?

Utilizado desde hace milenios, el carbón activado es conocido por ser el remedio natural más eficaz contra los gases. Descubra cómo actúa esta sustancia concretamente sobre la hinchazón intestinal y la flatulencia.

Repaso: el porqué de los gases intestinales

La producción de gases intestinales es un fenómeno normal y afecta a todas las personas. Es esencialmente el resultado de la acumulación del aire ingerido en los intestinos (especialmente durante la ingesta de alimentos), pero también de la fermentación de ciertos azúcares poco digeribles o no digeribles por las bacterias intestinales (como los FODMAPs – acrónimo inglés de Oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables.) (1-2). Estos gases son a continuación liberados por la emisión de flatulencias, cuyo número se aproxima a 14 al día en un hombre sano, mayoritariamente después de las comidas (3).

Sin embargo, algunas personas pueden tener un exceso de flatulencia. Esto se explica generalmente por un fenómeno de sobrefermentación, por una retención de aire anormalmente prolongada en el tracto intestinal o por la presencia de ciertas bacterias en la flora intestinal. Más raramente, puede ser la manifestación de una malabsorción o de una intolerancia alimentaria.

La flatulencia es benigna en sí misma, pero a menudo se asocia con la vergüenza social y el malestar digestivo. Así que a veces va acompañada de hinchazón abdominal, de una distensión o de una presión abdominal, de gorjeos ruidosos (borborigmos), incluso de dolor en la parte del ombligo y del bajo vientre (5).

¿Qué es el carbón activado?

También conocido como carbón activo o carbono activo el carbón activado está fabricado a partir de una materia prima rica en carbono. Esta última puede ser de origen animal (hueso) o vegetal (cortezas de madera, cáscaras de coco…)

A diferencia del carbón de madera utilizado para nuestras barbacoas, el carbón activado es sometido a diversos tratamientos que modifican su estructura en profundidad. El objetivo buscado es aumentar su superficie de contacto aumentando su porosidad.

De esta manera, plagado de microporos, el carbón activado captura y retiene fácilmente una colección de compuestos indeseables: hablamos de un fenómeno deadsorción. Descubierta en la antigüedad – y explotada por el mismo Hipócrates – esta propiedad explica sus múltiples aplicaciones terapéuticas, especialmente en materia de descontaminación y de desintoxicación (6-7).

Esta transformación estructural se produce en dos fases:

  • La carbonización: consiste en calcinar el carbón a alta temperatura (entre 600 y 900 °C) para eliminar las impurezas y solo conservar la matriz carbonosa. Los primeros alvéolos, los llamados poros, se ahuecan.
  • Laactivación: por vía física (shock térmico) o química (utilización de ácidos), desobstruye los poros expulsando los alquitranes para reforzar todavía más su poder de adsorción.

Carbón activado y flatulencia: ¿cómo funciona?

Actualmente se acepta que el carbón activado contribuye a la reducción de la flatulencia excesiva después de las comidas (8). Por tanto, por extensión, actúa favorablemente sobre la hinchazón abdominal asociada , aligerando la zona abdominal de este “peso de aire”. ¿Pero cómo lo hace realmente?

Una vez ingerido, el carbón activado llega intacto a la esfera intestinal: así que no es desnaturalizado ni alterado por la digestión (9).

A continuación, entra en juego su propiedad de adsorción. De carga eléctrica negativa, su envoltorio externo atrae a las partículas cargadas positivamente – entre las que se encuentran nuestros gases y algunas toxinas – y las atrapan en sus poros. ¡Como un imán, pero a escala microscópica!

Aunque se impone la metáfora de la esponja, en realidad es ligeramente engañosa. En efecto, las sustancias capturadas no penetran en el núcleo de la estructura de carbón (a diferencia del agua, que se infiltra en la mucosa de la esponja). Permanecen en la superficie y anidan en las cavidades creadas por la activación – como una llave en una cerradura.

Aunque han sido neutralizados, los compuestos adsorbidos no se destruyen físicamente : acaban su carrera acoplados al carbón hasta el final del tracto digestivo, para ser allí excretados a través de las heces.

¿Qué relación hay entre el carbón activado y la flora intestinal?

Aunque los mecanismos implicados aún deben ser aclarados, el carbón activado podría, al atrapar algunos residuos en su red, influir indirectamente en la composición de la microbiota intestinal. Actualmente se está estudiando su utilización como coadyuvante de ciertos tratamientos antibióticos susceptibles de desequilibrar la flora bacteriana (10).

Sin embargo, parece que una flora inestable y poco diversificada puede estar correlacionada con una menor tolerancia a los gases intestinales (11).

¿Qué complemento de carbón activado elegir?

Según el transcurso del proceso de activación, el carbón activado tiene una porosidad más o menos fina, que condiciona el tipo de moléculas absorbidas. Para poder aprisionar gases, se necesitan unos poros muy estrechos (a veces inferiores a un nanómetro) (12).

También hay que tener en cuenta que la calidad de las materias primas utilizadas también influye en el número y el tamaño de los alvéolos obtenidos (13).

Por tanto, dé preferencia a una forma de carbón activado vegetal que tenga una red de microporos suficientemente granular, que asegurará más eficazmente la adsorción de los gases intestinales (el complemento Charcoal, derivado de una madera resinosa, está activado para obtener una porosidad ultrafina).

Referencias

  1. Magge S, Lembo A. Low-FODMAP Diet for Treatment of Irritable Bowel Syndrome. Gastroenterol Hepatol (N Y). 2012 Nov;8(11):739-45. PMID: 24672410; PMCID: PMC3966170.
  2. Cormier RE. Gaz abdominal. Dans : Walker HK, Hall WD, Hurst JW, éditeurs. Méthodes cliniques : l'histoire, les examens physiques et de laboratoire. 3ème édition. Boston : Butterworths ; 1990. Chapitre 90. Disponible sur : https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK417/
  3. Hasler WL. Gas and Bloating. Gastroenterol Hepatol (N Y). 2006 Sep;2(9):654-662. PMID: 28316536; PMCID: PMC5350578.
  4. Deng Y, Misselwitz B, Dai N, Fox M. Lactose Intolerance in Adults: Biological Mechanism and Dietary Management. 2015 Sep 18;7(9):8020-35. doi: 10.3390/nu7095380. PMID: 26393648; PMCID: PMC4586575.
  5. Zhang L, Sizar O, Higginbotham K. Meteorism. [Updated 2021 Oct 21]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK430851/
  6. Zellner T, Prasa D, Färber E, Hoffmann-Walbeck P, Genser D, Eyer F. The Use of Activated Charcoal to Treat Intoxications. Dtsch Arztebl Int. 2019 May 3;116(18):311-317. doi: 10.3238/arztebl.2019.0311. PMID: 31219028; PMCID: PMC6620762.
  7. Neuvonen PJ, Olkkola KT. Oral activated charcoal in the treatment of intoxications. Role of single and repeated doses. Med Toxicol Adverse Drug Exp. 1988 Jan-Dec;3(1):33-58. doi: 10.1007/BF03259930. PMID: 3285126.
  8. Hall RG Jr, Thompson H, Strother A. Effects of orally administered activated charcoal on intestinal gas. Am J Gastroenterol. 1981 Mar;75(3):192-6. PMID: 7015846.
  9. Silberman J, Galuska MA, Taylor A. Charbon activé. [Mise à jour le 5 juillet 2022]. Dans : StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 janvier-. Disponible sur : https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK482294/
  10. Yuzuriha K, Yakabe K, Nagai H, Li S, Zendo T, Zai K, Kishimura A, Hase K, Kim YG, Mori T, Katayama Y. Protection of gut microbiome from antibiotics: development of a vanco.-specific adsorbent with high adsorption capacity. Biosci Microbiota Food Health. 2020;39(3):128-136. doi: 10.12938/bmfh.2020-002. Epub 2020 Feb 29. PMID: 32775131; PMCID: PMC7392918.
  11. Manichanh C, Eck A, Varela E, Roca J, Clemente JC, González A, Knights D, Knight R, Estrella S, Hernandez C, Guyonnet D, Accarino A, Santos J, Malagelada JR, Guarner F, Azpiroz F. Anal gas evacuation and colonic microbiota in patients with flatulence: effect of diet. 2014 Mar;63(3):401-8. doi: 10.1136/gutjnl-2012-303013. Epub 2013 Jun 13. PMID: 23766444; PMCID: PMC3933177.
  12. Li L, Sun F, Gao J, Wang L, Pi X, Zhao G. Broadening the pore size of coal-based activated carbon via a washing-free chem-physical activation method for high-capacity dye adsorption. RSC Adv. 2018 Apr 18;8(26):14488-14499. doi: 10.1039/c8ra02127a. PMID: 35540785; PMCID: PMC9079918.
  13. Ilomuanya MO, Nashiru B, Ifudu ND, Igwilo CI. Effect of pore size and morphology of activated charcoal prepared from midribs of Elaeis guineensis on adsorption of poisons using metronidazole and Escherichia coli O157:H7 as a case study. J Microsc Ultrastruct. 2017 Jan-Mar;5(1):32-38. doi: 10.1016/j.jmau.2016.05.001. Epub 2016 May 12. PMID: 30023235; PMCID: PMC6014264.

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 años de experiencia
Satisfecho(a)
o reembolsado(a)
Envío rápido
Consulta gratuita