0
es
US
WSM
217284074
Su cesta esta vacía
Menú
Persona mayor con demencia

¿Ayuda la vitamina D a prevenir la demencia?

Un estudio realizado a lo largo de 35 años, publicado en diciembre de 2022, analizó la relación entre los niveles de vitamina D y el deterioro cognitivo en personas mayores. Analizamos un descubrimiento que está cambiando la faz de la enfermedad de Alzheimer.

Vitamina D y funciones cognitivas: lo que se sabe

Aunque los beneficios de la vitamina D en la estructura ósea, la inmunidad y el bienestar general están bien documentados desde hace muchos años, sus efectos en el cerebro están aún poco explorados (1).

Sin embargo, un metaanálisis de 2012 concluyó que los niveles bajos de vitamina D se correlacionaban con el deterioro de las funciones cognitivas y un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer (2).

Del mismo modo, en 2016, otro estudio llegaba a conclusiones similares y concluía con este requerimiento: “parece ser que es crucial mantener las concentraciones de vitamina D en niveles suficientemente altos para ralentizar, prevenir o mejorar el deterioro neurocognitivo” (3).

Pero sobre todo, en diciembre de 2022, se ha publicado un nuevo artículo sobre los beneficios de la vitamina D en una población de personas mayores que han participado voluntariamente en un estudio a largo plazo (4).

Casi 300 personas aceptaron someterse a un examen anual para evaluar su salud mental y sus funciones cognitivas, durante un periodo que para algunos se prolongó ¡hasta 35 años! Todos los participantes aceptaron donar su cerebro a la ciencia después de su muerte.

El resultado de esta exhaustiva investigación de tres décadas fue que cuanto más altos eran los niveles de vitamina D en 4 zonas del cerebro menos signos de demencia o de disminución de las funciones cognitivas presentaban los pacientes antes de morir.

En otras palabras: la vitamina D conserva las funciones cognitivas en las personas mayores y, por extensión, en todo el mundo.

Relación entre falta de vitamina D y demencia: unos mecanismos todavía desconocidos

Por tanto, desde hace una década, varios estudios han podido demostrar una correlación entre los niveles de vitamina D en el organismo (e incluso en el cerebro) y las funciones cognitivas incluso la salud mental.

Por ejemplo, un artículo de 2013 resumía así la situación: "Además de sus propiedades tradicionalmente reconocidas de regulación del metabolismo fosfocálcico, la vitamina D es una hormona neuroesteroide esencial para la función neurofisiológica. (regulación de neurotransmisores y de neurotrofinas) que tiene también una acción neuroprotectora antiinflamatoria y antioxidante” (5).

Además, de forma sistemática, se ha comprobado que todas las personas mayores con demencia, enfermedad de Alzheimer o con disminución de sus facultades cognitivas tenían deficiencia de vitamina D mientras que, al contrario, las personas con funciones cognitivas en perfecto estado tenían niveles de vitamina D satisfactorios.

Sin embargo, en la actualidad se desconoce el mecanismo exacto por el que la vitamina D protege al cerebro del deterioro. Por lo tanto, es necesario seguir investigando para determinar exactamente cómo actúa la vitamina D para proteger contra la demencia y contra la enfermedad de Alzheimer.

¿Cómo puede aumentar de forma natural sus niveles de vitamina D?

El cuerpo humano obtiene la vitamina D de dos maneras: a través de la alimentación, sobre todo en el pescado azul y los huevos, pero también mediante la exposición al sol . Esto es debido a que la vitamina D es sintetizada naturalmente por el organismo cuando la piel se expone a la luz UV-B.

Sin embargo, como señala un estudio dermatológico (6), "la dosis diaria recomendada para los adultos (al menos 800 UI de vitamina D) no puede obtenerse únicamente con la dieta.” Además, por encima de un determinado nivel de exposición, la luz UV provoca la degradación de la vitamina D y de sus precursores en la piel. Por otra parte, ya está ampliamente demostrado que la radiación UV es el factor de riesgo exógeno principal del cáncer de piel.

Por tanto, para obtener al menos 800 UI de vitamina D al día, y si es posible una dosis suficiente de 2000 UI o de 5000 UI, muchos médicos, como la Academia Francesa de Medicina (7), recomiendan la administración sistemática de vitamina D a la población.

EL CONSEJO SUPERSMART

Referencias

  1. ALI, Nurshad. Role of vitamin D in preventing of COVID-19 infection, progression and severity. Journal of infection and public health, 2020, vol. 13, no 10, p. 1373-1380.
  2. BALION, Cynthia, GRIFFITH, Lauren E., STRIFLER, Lisa, et al.Vitamin D, cognition, and dementia: a systematic review and meta-analysis. Neurology, 2012, vol. 79, no 13, p. 1397-1405.
  3. ANNWEILER, Cédric. Vitamin D in dementia prevention. Annals of the New York Academy of Sciences, 2016, vol. 1367, no 1, p. 57-63.
  4. SHEA, M. Kyla, BARGER, Kathryn, DAWSON‐HUGHES, Bess, et al.Brain vitamin D forms, cognitive decline, and neuropathology in community‐dwelling older adults. Alzheimer's & Dementia, 2022.
  5. ANNWEILER, Cédric. Les effets neurocognitifs de la vitamine D chez la personne âgée. OCL, 2014, vol. 21, no 3, p. D307.
  6. BARYSCH, Marjam-Jeanette, FELDMEYER, Laurence, BISCHOFF-FERRARI, Heike, et al.Vitamine D, ultraviolets et cancer de la peau. Revue médicale suisse, 2010, vol. 6, no 246, p. 884-885.
  7. Rapport de l’Académie nationale de médecine. Statut vitaminique, rôle extra osseux et besoins quotidiens en vitamine D. Bull Acad Natle Med. 2012, 196, 1011.

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 años de experiencia
Satisfecho(a)
o reembolsado(a)
Envío rápido
Consulta gratuita