0
es
US
WSM
222516406
Su cesta esta vacía
Menú
Jalea real, miel, polen y flores

¿Qué diferencia hay entre la miel y la jalea real?

Aunque las dos son productos de la colmena, la miel y la jalea real son muy diferentes, tanto en su uso como en su composición. ¿Cómo son estas creadas por las abejas? ¿Cuáles son sus beneficios para la salud?

Origen y propiedades de la miel

Aunque la humanidad siempre ha cuidado las abejas, eso es porque los hombres siempre han sabido utilizar provechosamente los diferentes tesoros de la colmena .

En primer lugar, citemos la miel, esta sustancia azucarada, gelatinosa, generalmente de color ámbar. Fabricado por las abejas obreras a partir del néctar de las flores y de la mielada producida por los pulgones, la miel está compuesta por un 79,5 % dehidratos de carbono y un 17 % de agua, pero también por numerosos oligoelementos. Esta constituye el alimento principal de las abejas.

En la Antigüedad, los egipcios consideraban este alimento nutritivo como una ofrenda a sus dioses y lo utilizaban para fabricar hidromel o hidromiel, para endulzar sus platos, pero también para curar numerosas enfermedades (1-2). El filósofo griego Hipócrates, padre de la medicina occidental, consideraba la miel como un remedio; el médico y botánico Dioscórides describe sus usos tanto médicos como dietéticos. Muchas personas aprecian especialmente poner una cucharada de miel en su infusión para aclarar la garganta.

Pero hay un producto de la colmena con propiedades fabulosas que tuvo que esperar hasta mediados del siglo 20 y los trabajos del biólogo de Belvefer para ser objeto de una fascinación considerable: la jalea real (3).

La jalea real: el alimento excepcional de la reina de las abejas

Secreción de las glándulas hipofaríngeas de la abeja obrera, la jalea real es una sustancia amarga, amarilla pálida y nacarada, elaborada para alimentar a todas las larvas durante su crecimiento y, sobre todo, a la reina.

Esta última será alimentada exclusivamente con esta jalea con un nombre tan adecuado, a lo largo de toda su vida (de ahí el término de jalea “real”). Este alimento es la causa del considerable crecimiento, de la longevidad y de la robustez de la reina de la colmena (4).

La jalea real está compuesta:

  • por entre un 50 % y un 65 % de agua y entre un 13 % y un 18 % de proteínas;
  • por un 15 % de glúcidos (principalmente fructosa y glucosa) ;
  • poraminoácidos esenciales (valina, lisina, treonina, leucina, isoleucina, triptófano, fenilalanina, metionina);
  • de minerales y oligoelementos (calcio, sílice, magnesio, azufre, potasio, fósforo, cobre y hierro en particular);
  • por vitaminas (B1, B2, B3, B5 y B9);
  • poracetilcolina (un neurotransmisor implicado en el funcionamiento del sistema nervioso central);
  • por entre un 3% y un 5% de lípidos (5).

Pero, sobre todo, la jalea real contiene tres moléculas muy particulares que solo se encuentran en la jalea real:

  • Elácido 10-hidroxi-2-decanoico (10H2DA): un ácido graso que sería el causante de la longevidad de la reina, que puede vivir entre 5 y 6 años frente a los 60 días de media de las abejas obreras (6).
  • La royalisina: un aminoácido con propiedades antimicrobianas que se supone que es el responsable de la robustez de la reina y de su resistencia a las agresiones exteriores (7).
  • La royalactina, una proteína que se supone que es responsable del fuerte crecimiento de la reina (8).

Factor de longevidad, factor de crecimiento y factor antimicrobiano : estos son los tres principales tesoros de la jalea real para la colmena que despiertan tanta curiosidad en los investigadores desde los años 70.

La riqueza nutricional de este alimento, conocido como “la leche de las abejas”, es en adelante muy apreciado por los humanos, especialmente en caso de cansancio, de estrés o de convalecencia.

¿Cómo consumir la galea real?

Rica, compleja pero destinada a ser consumida inmediatamente por la reina y las larvas en la colmena, la jalea real no está hecha para ser conservada.

Así que esta debe ser protegida del sol, del aire y del calor para conservar todas sus propiedades. Por eso la jalea real fresca debe ser conservada en la nevera en un recipiente opaco desde su recolección hasta su consumo.

En efecto, uno de los problemas que se encuentran más frecuentemente con la jalea real es la aparición de pequeñas burbujas en el frasco de jalea fresca, que indican el comienzo de un proceso de fermentación. Ahora bien, si bien la hidromiel es apreciada, la jalea real fermentada no es apta para el consumo.

Precisamente para hacer que su almacenamiento, su conservación y su consumo sea más práctico, algunos fabricantes han intentado con éxito liofilizarla. Así, esta puede ser envasada en cápsulas y puede ser conservada en un armario, como cualquier otro complemento alimenticio o especia (como es el caso del complemento de jalea real Organic Royal jelly 4% 10-HDA, particularmente rica en 10-HDA).

Para cápsulas dosificadas a 100 mg de jalea real por cápsula, la posología generalmente recomendada es tomar 2 cápsulas por la mañana con el desayuno, luego eventualmente una 3ª cápsula con la comida del mediodía.

Como complemento a su tratamiento con jalea real, le invitamos asimismo a descubrir los beneficios del propóleo, el otro gran tesoro nutricional de las abejas, fabricado por estas para proteger la colmena de infecciones. Mejor que optar por el propóleo marrón clásico, opte idealmente por el propóleo verde o el propóleo rojo, más raros y más potentes.

Referencias

  1. CILLIERS, Louise et RETIEF, François Petier. Bees, honey and health in antiquity. Akroterion, 2008, vol. 53, no 1, p. 7-19.
  2. FRADELOS, Evangelos. The therapeutic use of honey from Greek antiquity until today. Balkan Military Medical Review, 2013, vol. 16, no 4, p. 456-461.
  3. VIEL, Claude et DORÉ, Jean-Christophe. Histoire et emplois du miel, de l'hydromel et des produits de la ruche. Revue d'histoire de la pharmacie, 2003, vol. 91, no 337, p. 7-20.
  4. LECERF, Jean-Michel. Produits de la ruche. Phytothérapie, 2009, vol. 7, no 2, p. 73-74.
  5. BĂRNUŢIU, Lavinia Ioana, MĂRGHITAŞ, Liviu Al, DEZMIREAN, Daniel S., et al. Chemical composition and antimicrobial activity of Royal Jelly-REVIEW. Scientific Papers Animal Science and Biotechnologies, 2011, vol. 44, no 2, p. 67-72.
  6. SUGIYAMA, Tsuyoshi, TAKAHASHI, Keita, KUZUMAKI, Akihiro, et al. Inhibitory mechanism of 10-hydroxy-trans-2-decenoic acid (royal jelly acid) against lipopolysaccharide-and interf.-β-induced nitric oxide production. Inflammation, 2013, vol. 36, no 2, p. 372-378.
  7. FUJIWARA, Suguru, IMAI, Jiro, FUJIWARA, Mineko, et al. A potent antibacterial protein in royal jelly. Purification and determination of the primary structure of royalisin. Journal of biological chemistry, 1990, vol. 265, no 19, p. 11333-11337.
  8. KAMAKURA, Masaki. Royalactin induces queen differentiation in honeybees. Nature, 2011, vol. 473, no 7348, p. 478-483.

Palabras clave

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 años de experiencia
Satisfecho(a)
o reembolsado(a)
Envío rápido
Consulta gratuita