0
es
US
WSM
232195818
Su cesta esta vacía
Menú

Cura de cúrcuma: ¿cuánto tiempo?

Regeneradora, protectora y antioxidante: la cúrcuma es una planta estrella de la medicina ayurvédica, y se estudia desde hace muchos años por sus numerosos beneficios para la salud. Pero, ¿cuánto tiempo debe durar un tratamiento con cúrcuma?

Cura de cúrcuma

La cúrcuma: planta estrella de la medicina ayurvédica

Definición de cúrcuma

La cúrcuma es una planta de la familia del jengibre. Su tallo subterráneo (su "rizoma") se utiliza como especia, pero también se emplea tradicionalmente en medicina ayurvédica para tratar una amplia gama de dolencias como inflamación, problemas gástricos, enfermedades infecciosas, etc. (1)

Principios activos de la cúrcuma

En las últimas décadas, la cúrcuma ha sido objeto de numerosos estudios para verificar sus efectos. Como resultado, se han aislado diversos principios activos, como polifenoles, sesquiterpenos, diterpenos, triterpenoides, esteroles y alcaloides. (2).

Pero sin duda, la molécula más estudiada es la curcumina, que constituye entre el 2 y el 5% de la cúrcuma y es un potente antioxidante con propiedades antiinflamatorias. Sin embargo, parece que algunos de los beneficios de la cúrcuma son independientes de este principio activo, y dependen por tanto de las otras moléculas que contiene este remedio natural con múltiples virtudes.

Beneficios de la cúrcuma, según los estudios

A nivel molecular, se ha demostrado que la cúrcuma modula numerosas vías de señalización celular. Unos estudios celulares también han demostrado el potencial de esta especia como agente antimicrobiano, insecticida, larvicida, antimutagénico y radioprotector (3).

Por su parte, varios estudios en animales han demostrado el potencial de esta especia contra las enfermedades proinflamatorias, la proliferación celular, los trastornos neurodegenerativos, la depresión, la diabetes, la obesidad y la aterosclerosis.

En los seres humanos, se reconoce que la cúrcuma tiene efectos sobre la inflamación, el sistema digestivo, la inmunidad, el hígado, las vías respiratorias, la calidad de la sangre y la lucha contra el estrés oxidativo. Varios ensayos clínicos también han estudiado su eficacia contra numerosas enfermedades, como la nefritis lúpica, el cáncer, la diabetes, el síndrome del intestino irritable, el acné y la fibrosis.

Queda por ver cuánto deberían durar las curas con cúrcuma, dependiendo de los trastornos a los que se dirijan.

Enfoque sobre los distintos usos de la cúrcuma y la duración de las curas

¿Cómo utilizar la cúrcuma como antiinflamatorio?

Numerosos estudios han demostrado que la curcumina ayuda al organismo a controlar la respuesta inflamatoria. En concreto, se cree que la curcumina inhibe la vía NF-kB y otras vías de señalización proinflamatorias. Al hacerlo, la curcumina bloquea la expresión de citoquinas proinflamatorias, ciertas interleucinas y el factor de necrosis tumoral TNF-alfa.

Estas propiedades antiinflamatorias se han aprovechado en estudios que investigan el tratamiento del síndrome del intestino irritable, la artritis reumatoide y la enfermedad del hígado graso no alcohólico (4).

En todas estas situaciones, los primeros efectos positivos de la cura con cúrcuma aparecieron al cabo de 4 semanas (1 mes) y una duración media de 12 semanas (3 meses) pareció adecuada para optimizar los efectos.

Cúrcuma y digestión

La Agencia Europea de Medicamentos reconoce el uso tradicional de la cúrcuma para favorecer el bienestar intestinal en casos de digestiones difíciles. En este tipo de contexto, recomienda una cura de cúrcuma de 15 días (5).

Cúrcuma y pérdida de peso

La curcumina, el principio activo más potente de la cúrcuma, favorece la digestión y la salud del hígado (6). Como también es un potente antioxidante y se le atribuyen efectos antiinflamatorios, se cree que ayuda a conservar la energía y a depurar el organismo durante una dieta de adelgazamiento. Y más aún porque, según algunos estudios, la curcumina favorece el metabolismo de la glucosa y la eliminación de grasas .

Por otra parte, las personas que se someten a una pérdida de peso no deseada también pueden recurrir a la cúrcuma, que estimula el apetito.

Por lo tanto, para perder peso, un tratamiento con cúrcuma debe continuarse durante toda o parte de la duración de la dieta en dosis moderadas.

Cura de cúrcuma: ¿cuánto tiempo?

En conclusión, aunque la duración óptima de una cura a base de cúrcuma depende no sólo del trastorno que se trate, sino también de las cantidades administradas, así como del enfoque (preventivo o curativo), parece ideal seguir por término medio una cura a base de cúrcuma que dure alrededor de 8 a 12 semanas (de 2 a 3 meses).

Veamos ahora la duración ideal de consumo para los distintos suplementos de cúrcuma desarrollados por SuperSmart.

Complementos de cúrcuma: biodisponibilidad y duración recomendada de consumo

Sobre el papel, pues, la cúrcuma es un remedio milagroso con múltiples beneficios. Pero en realidad, las cosas son un poco más complicadas. Lo son, porque la curcumina contenida en la cúrcuma es bastante poco disponible (7).

Por lo tanto, para aprovechar los beneficios de la cúrcuma, debe consumir mucha cúrcuma en polvo (entre 1 y 2 g al día como mínimo) o recurrir a complementos alimenticios específicos, estandarizados con altos niveles de curcumina (como por ejemplo Natural Curcuma, para tomar durante 1 o 2 meses).

También existen formas patentadas de curcumina, combinadas con otras moléculas que favorecen su absorción , como la piperina en particular, concebidos para maximizar la biodisponibilidad de la curcumina (tales como Super Curcuma, que contiene una forma 29 veces más asimilable que los productos convencionales, para tomar durante un periodo de 5 a 10 semanas , o Curcumin Solution, cuya forma patentada es 185 veces más asimilable que la curcumina clásica, para tomar durante 1 mes).

¿Tiene la cúrcuma efectos secundarios?

Los efectos adversos de la cúrcuma no se conocen bien porque no han sido bien documentados. Se han notificado algunos casos de hepatitis relacionados con el consumo de dosis muy elevadas de cúrcuma, pero no se ha demostrado ninguna relación causal. Las cantidades elevadas de cúrcuma en polvo también pueden provocar flatulencias y náuseas. (8).

Sin embargo, a falta de datos, y dado que la cúrcuma también se utiliza tradicionalmente para tratar la amenorrea (ausencia de menstruación), la Agencia Europea del Medicamento no recomienda el consumo de cúrcuma, salvo como alimento, durante el embarazo, la lactancia o en menores de 18 años. Pero se trata de un mero principio de precaución.

Así pues, en cualquier caso, una cura de cúrcuma puede durar varias semanas sin ningún peligro, siempre que se sigan las recomendaciones de los fabricantes de complementos alimenticios. Huelga decir, sin embargo, que si aparece algún problema (cálculos biliares, dolor de hígado), se debe interrumpir la cura y consultar a un médico para que investigue las causas de estos problemas.

EL CONSEJO DE SUPERSMART

Referencias

  1. HOMBOURGER, Christelle. Le Curcuma, de l'épice au médicament. 2010. Thèse de doctorat. UHP-Université Henri Poincaré.
  2. AKRAM, Muhammad, SHAHAB-UDDIN, Ahmed A., USMANGHANI, K. H. A. N., et al.Curcuma longa and curcumin: a review article. Rom J Biol Plant Biol, 2010, vol. 55, no 2, p. 65-70.
  3. RATHORE, Surbhi, MUKIM, Mohammad, SHARMA, Pratishtha, et al.Curcumin: A review for health benefits.  J. Res. Rev, 2020, vol. 7, no 1, p. 273-290.
  4. https://www.ema.europa.eu/en/documents/herbal-monograph/draft-european-union-herbal-monograph-curcuma-longa-l-c-domestica-valeton-rhizome-revision-1_en.pdf
  5. https://www.vidal.fr/parapharmacie/phytotherapie-plantes/curcuma-longa.html
  6. RIVERA‐ESPINOZA, Yadira et MURIEL, Pablo. Pharmacological actions of curcumin in liver diseases or damage. Liver International, 2009, vol. 29, no 10, p. 1457-1466.
  7. ANAND, Preetha, KUNNUMAKKARA, Ajaikumar B., NEWMAN, Robert A., et al.Bioavailability of curcumin: problems and promises. Molecular pharmaceutics, 2007, vol. 4, no 6, p. 807-818.
  8. NG, Qin Xiang, SOH, Alex Yu Sen, LOKE, Wayren, et al.A meta-analysis of the clinical use of curcumin for irritable bowel syndrome (IBS). Journal of clinical medicine, 2018, vol. 7, no 10, p. 298.

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 años de experiencia
Satisfecho(a)
o reembolsado(a)
Envío rápido
Consulta gratuita