INNOVATION AND EXCELLENCE SINCE 1992
Inicio
  >  
Categorías
  >  
Vitaminas
  >  
Vitamin D3 5000 UI
Vitamin D3 5000 UI
Vitamin D3 5000 UI
Forma biodisponible de la vitamina D3 para una absorción óptima
  • Contra la carencia frecuente de vitamina D.
  • Favorece la salud cardiovascular.
  • Refuerza la salud de los huesos y permite una mayor asimilación del calcio.
  • Ayuda a reducir el riesgo de caída relacionada con la debilidad muscular y con la osteoporosis.
  • Ayuda a limitar las pérdidas de minerales de los huesos de las mujeres con menopausia.
  • Dosis de 5.000 UI.
ver las opiniones

Cantidad : 60 softgels 18.00 €
(20.51 US$)
añadir a la cesta

+certificado de análisis

Vitamine D3 5000 UI es un complemento alimenticio excepcional que contiene 5.000 UI de vitamina D3 (la forma de vitamina más biodisponible) por softgel. Está reforzada con aceite vegetal de girasol para maximizar su absorción.

La ingesta diaria o dos veces a la semana de complementos de Vitamin D3 5000 UI provoca rápidamente una elevación de los niveles circulantes de vitamina D, como lo demuestran los análisis de sangre, y afecta positivamente a las funciones cardiovasculares, endocrinas, nerviosas, inmunes y cognitivas.

¿A quién va destinado el complemento alimenticio Vitamin D3 5000 UI?

Los últimos estudios muestran que la práctica totalidad de las personas (1-4) que viven en latitudes medias y altas tienen niveles de vitamina D inadecuados entre el mes de octubre y el mes de abril (5-6). En marzo se alcanzan los niveles más bajos (7-8).

Vitamin D3 5000 UI está dirigido por tanto a todas las personas que viven en Francia, en Italia, en Alemania, en España, en los Países Bajos, en Polonia, en el Reino Unido, en Canadá y en Estados Unidos para las estaciones de otoño e invierno .

La vitamina D puede ser sintetizada por el organismo por la acción de los rayos ultravioletas (UV-B) del sol. No obstante, las condiciones para que esta producción sea eficaz están reducidas en las regiones templadas del hemisferio norte debido, evidentemente, al ángulo de elevación del sol y a la meteorología en estas estaciones, pero también a nuestro modo de vida urbano: en este periodo del año no salimos lo suficiente, y a menudo estamos demasiado cubiertos para que continúe la producción de vitamina D . El pico de producción cae bastante rápidamente desde el mes de noviembre y las existencias se agotan rápidamente.

Vitamin D3 5000 UI puede ser también utilizada en primavera y en verano por numerosas categorías de población (40 % de las personas tienen niveles inadecuados durante estos periodos):

  • Las personas con piel oscura que viven en latitudes medias y elevadas , porque éstas necesitan más sol para producir la misma cantidad de vitamina D que las personas de piel clara.
  • Las personas de movilidad reducida o que no se exponen lo suficiente al sol.
  • Las personas con sobrepeso , ya que las capas grasas situadas bajo la piel secuestran la vitamina D producida a partir de los rayos del sol.
  • Las personas mayores de 50 años (9), debido a una menor exposición al sol (piel frágil) y a una conversión más difícil de los precursores de la vitamina D en vitamina D en las capas epiteliales superficiales de la piel.
  • Las personas que padecen enfermedades óseas.
  • Las personas que padecen malabsorción y enfermedades inflamatorias intestinales porque éstas tienen más dificultades para absorber las grasas.
  • Las personas que siguen regímenes alimenticios específicos (sin carne, sin pescado, sin huevos o sin productos enriquecidos con vitamina D).
  • Las personas que viven en ciudades contaminadas , ya que el CO2 absorbe los rayos UV.
  • Las personas que utilizan de manera sistemática las cremas de protección anti-UVB (índice >15), ya que éstas pueden disminuir en un 99 % los rayos UVB que penetran la piel.

Para todas estas personas, Vitamin D3 5000 UI representa a menudo la vía más segura para aumentar rápidamente los niveles de vitamina D y mantenerlos a lo largo de todo el año .

¿Cuáles son los efectos de una falta de vitamina D?

La vitamine D no es realmente una vitamina: debería más bien ser considerada como una hormona. Desempeña muchas funciones en el organismo, entre las que a menudo se mencionan sus acciones decisivas relacionadas con la absorción intestinal del calcio alimenticio, su fijación en los huesos, la función muscular, la preservación de las funciones cognitivas, el sistema inmunitario y la renovación celular de numerosos tejidos.

Los efectos de una carencia pueden pasar desapercibidos durante algunos años, pero resultan ser catastróficos a largo plazo: reblandecimiento de los huesos (osteomalacia), osteoporosis, dolores óseos, debilidad muscular, dolores articulares, (especialmente a nivel de las muñecas, de los tobillos, de los hombros), migrañas, riesgo aumentado de depresión, insomnio, pérdida de pelo (10) …

A la inversa, niveles óptimos de vitamina D aportan numerosos beneficios para la salud:

  • una optimización de la salud ósea (11-13) ;
  • una disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular y de ictus (accidente cerebrovascular (AVC) o derrame cerebral) (para aportes de como mínimo 600 UI al día (14)) ;
  • una reducción de la tensión arterial (con aportes de como mínimo 2.000 UI al día (15)) ;
  • una mejora de los niveles de colesterol en sangre (con aportes de como mínimo 2.000 UI al día (16)) ;
  • una mejora de la fuerza y del equilibrio muscular (17) (con aportes de como mínimo de 800 a 1.000 UI) ;
  • una reducción del riesgo de trastornos neurocognitivos y de enfermedades autoinmunes;
  • una posible reducción del dolor en el marco de la fibromialgia (con aportes de como mínimo 2.400 UI al día (18).

¿Cuáles son los aportes óptimos de vitamina D?

Los niveles de vitamina D en sangre a partir de los que se observan estos beneficios son objeto de constante debate. La información más reciente hace creer que los niveles circulantes superiores a 50 nmol/L, incluso a 75 nmol/L, serían óptimos para la salud general. A la inversa, unos niveles inferiores a 30 nmol/L han sido relacionados con efectos nefastos para la salud.

Para lograr una concentración sanguínea superior a 75 nmol/L, a menudo es necesario tomar complementos con una dosis diaria de como mínimo 2.000 UI al día. Así se ha mostrado que una ingesta diaria de 3.000 UI de complementos al día durante 8 semanas provoca una concentración superior a 75 nmol/L de 25(OH)D (19-20).

En 2010, más de 40 investigadores internacionales hicieron un llamamiento para sensibilizar a los médicos sobre la importancia de la vitamina D para la prevención de la osteoporosis y de las enfermedades cardiovasculares. Para el conjunto de la población occidental (que vive en latitudes medias) recomendaron complementos de 1.000 a 2.000 UI, especialmente de octubre a marzo.

¿Y qué hay de los aportes alimenticios?

Las fuentes alimenticias de vitamina D son muy limitadas. Están principalmente las grasas de origen animal, especialmente las de los pescados grasos, así como algunos productos alimenticios enriquecidos artificialmente, como los productos lácteos y algunos aceites vegetales y bebidas vegetales.

Según el estudio francés SUVIMAX, la alimentación no aporta como media más que 136 UI de vitamina D al día. Por tanto, los niveles circulantes provienen sobre todo de la producción endógena del organismo a partir de los UV-B.

¿En qué se distingue Vitamin D3 5000 UI de los demás complementos?

Vitamin D3 5000 UI es un complemento alimenticio excepcional que tiene 3 grandes ventajas:

  1. Contiene vitamina D3, más eficaz que la vitamina D2, una forma que se encuentra en los productos de origen vegetal (23). Durante mucho tiempo se ha creído que las dos formas eran equivalentes, pero los ensayos más recientes muestran que eso no es así.
  2. Con 5.000 UI por unidad, su dosis es potente . Ha sido diseñado para un uso diario (en ese caso, es preferible hacer una dosis de la 25-hidroxi vitamina D), 2 veces a la semana o 1 vez a la semana. La eficacia de una ingesta de complementos de 1.000 a 10.000 UI al día ha sido confirmada en varios estudios (24-27).
  3. Ha sido envasado en forma de softgel y contiene aceite de girasol para maximizar la absorción de la vitamina D. Unos ensayos comparativos han mostrado que esta forma era mejor absorbida que la forma seca y que ésta provoca un aumento más sensible del nivel de 25(OH)D en sangre.

Preguntas más frecuentes de los internautas

¿A qué frecuencia hay que tomar Vitamin D3 5000 UI?

Como la vitamina D es liposoluble, el organismo puede almacenarla en las grasas cuando los aportes son superiores a las necesidades.

Por tanto, en teoría es posible ingerir mega dosis de vitamina D (de 100.000 a 500.000 UI) de forma mensual e incluso anual. No obstante, se ha mostrado que las dosis diarias corresponden más a la situación natural a la que está adaptado el hombre. Además, fuertes dosis de vitamina D tienen varios efectos negativos, como un aumento del riesgo de caídas y fracturas, de infecciones respiratorias (28), de hipercalcemia (demasiado calcio en la sangre, con síntomas como el estreñimiento) y una disminución de la producción natural de melatonina (un mediador del sueño).

Así pues, es mejor optar por un complemento como Vitamin D3 5000 UI que puede tomarse diariamente (5.000 UI al día), cada dos días (es decir 2.500 al día), dos veces a la semana (es decir 1.400 UI al día) o semanalmente (es decir aproximadamente 700 UI al día).

Yo he pasado mucho tiempo al sol este verano. ¿Es posible que mi nivel de vitamina D sea muy elevado?

No. Pasar largos periodos al sol no aumentará el nivel de vitamina D más allá de un determinado umbral. La exposición excesiva al sol deteriora el precursor de la vitamina D3 (el que se convierte en D3 en la piel) y la propia vitamina D3. Por tanto, una fuerte exposición al sol durante el verano no bastará para mantener unos niveles suficientes durante los meses de invierno.

¿Reduce el envejecimiento la capacidad de producir vitamina D?

Las personas mayores de 50 años siguen siendo capaces de producir vitamina D a partir de los rayos del sol, pero, por varias razones, esta producción es menor y los niveles de vitamina D circulantes tienen tendencia a ser menores.

¿Cuáles son los beneficios de la vitamina D para los trastornos cognitivos?

La investigación ha demostrado la presencia de receptores hormonales de la vitamina D (VDR – del inglés Vitamin D receptor) en el seno de las neuronas y de las células gliales del hipocampo, del hipotálamo, del córtex y del subcórtex, que son regiones cerebrales implicadas en el funcionamiento cognitivo (29).
La fijación de la vitamina D sobre estos receptores activa mecanismos protectores contra los procesos implicados en los trastornos neurocognitivos (30). La vitamina D tiene también un efecto antiatrófico al controlar la síntesis de agentes neurotróficos como el Factor de crecimiento nervioso (NGF – del inglés Nerve Growth Factor) o el El factor neurotrófico derivado de la línea celular glial (GDNF - del inglés Glial cell line-Derived Neurotrophic Factor) (31).

Estas propiedades podrían explicar las observaciones según las cuales un nivel bajo de vitamina D en la persona mayor está relacionado con trastornos cognitivos (32-33) y con la enfermedad de Alzheimer (34).

El análisis de la cohorte InCHIANTI ha permitido establecer una relación entre la hipovitaminosis D y los trastornos cognitivos, y ha mostrado que las personas mayores con carencia de vitamina D (< 25 nmol/L) corrían un riesgo considerablemente mayor de deterioro cognitivo global en relación con las que tenían concentraciones elevadas (> 75 nmol/L) (35). Este resultado ha sido confirmado por otros estudios prospectivos, especialmente el análisis de las cohortes MrOS (36) y SOF (37). Un estudio incluso ha mostrado que consumir más de 800 UI de vitamina D al día permite dividir el riesgo de enfermedad de Alzheimer por 5 al cabo de 7 años (38).

Atención:
La mayoría de las personas mayores tienen una hipovitaminosis D, pero no por ello desarrollarán todas la enfermedad de Alzheimer. Por tanto, es improbable que esa carencia de vitamina D sea el único responsable de la aparición de la enfermedad de Alzheimer, y que la ingesta de complementos de vitamina D por sí sola sea suficiente para prevenir esta enfermedad (42).

¿Cómo tomar Vitamin D3 5000 UI?

Es imperativo tomar Vitamin D3 5000 UI durante la comida más rica en grasas del día. Esta precaución aumenta de un 30 a un 60 % la eficacia (39) de los complementos. Las grasas favorecen la secreción de bilis, que aumenta la absorción de la vitamina D.

Usted puede verificar la eficacia de Vitamin D 5000 UI pidiendo a su médico la dosis de la 25-hidroxivitamina D (40) antes y después de tomar los complementos. Se trata del mejor biomarcador de la vitamina D (41).

Actualización de la redacción: enero 2019

Referencias

  1. Ganji V, Zhang X, Tangpricha V. Serum 25-hydroxyvitamin D concentrations and prevalence estimates of hypovitaminosis D in the U.S. population based on assay-adjusted data. J Nutr 2012;142(3):498–507. doi: 10.3945/jn.111.151977
  2. Greene-Finestone LS, Berger C, de Groh M, Hanley DA, Hidiroglou N, Sarafin K et al. 25-Hydroxyvitamin D in Canadian adults: biological, environmental, and behavioral correlates. Osteoporos Int2011;22(5):1389–1399. doi: 10.1007/s00198-010-1362-7
  3. Płudowski P. Konstantynowicz J, Jaworski K. Assessment of vitamin D status in Polish adult population. Standardy Medyczne/Pediatria 2014;(11):609–617.
  4. Vierucci F, Del Pistoia M, Fanos M, Erba P, Saggese G. Prevalence of hypovitaminosis D and predictors of vitamin D status in Italian healthy adolescents. It J Pediatr 2014;40:54 doi: 10.1186/1824-7288-40-54
  5. Hyppo¨nen E, Power C. Hypovitaminosis D in British adults at age 45 y: nationwide cohort study of dietary and lifestyle predictors. Am J
  6. Darling AL, Hart KH, Macdonald HM, Horton K, Kang’ombe AR, Berry JL, Lanham-New SA. Vitamin D deficiency in UK South Asian women of childbearing age: a comparative longitudinal investigation with UK European women. Osteoporos Int 2013;24:477–88
  7. Kroll MH, Bi C, Garber CC, Kaufman HW, Liu D, Caston-Balderrama A et al. Temporal Relationship between Vitamin D Status and Parathyroid Hormone in the United States. PLoS ONE 2015;10(3): e0118108 doi: 10.1371/journal.pone.0118108
  8. Brot C, Vestergaard P, Kolthoff N, Gram J, Hermann AP, Sùrensen OH. Vitamin D status and its adequacy in healthy Danish perimenopausal women: relationships to dietary intake, sun exposure and serum parathyroid hormone. Br J Nutr. 2001;86 Suppl 1:S97–103. doi: 10.1079/BJN2001345
  9. http://ajcn.nutrition.org/content/36/6/1225.full.pdf
  10. Khan, Q. J., & Fabian, C. J. (2010). How I Treat Vitamin D Deficiency. Journal of Oncology Practice, 6(2), 97–101. doi:10.1200/jop.091087
  11. Christakos S, Dhawan P, Verstuyf A, Verlinden L, Carmeliet G. Vitamin D: metabolism, molecular mechanism of action, and pleiotropic effects. Physiological Reviews 2016; 96 (1): 365–408. doi: 10.1152/physrev.00014.2015 [PMC free article] [PubMed]
  12. Holick MF, Binkley NC, Bischoff-Ferrari HA, Gordon CM, Hanley DA, Heaney RP, et al. Guidelines for preventing and treating vitamin D deficiency and insufficiency revisited. J Clin Endocrinol Metab2012;97:1153–1158. doi: 10.1210/jc.2011-2601
  13. Romagnoli E, Pepe J, Piemonte S, Cipriani C, Minisola S. Management of endocrine disease: value and limitations of assessing vitamin D nutritional status and advised levels of vitamin D supplementation. Eur J Endocrinol 2013;169(4):59–69.
  14. Sun et al, Vitamin D intake and risk of cardiovascular disease in US men and women, Am J Clin Nutr. 2011 June 8
  15. Qin, X. F., Zhao, L. S., Chen, W. R., Yin, D. W., & Wang, H. (2015). Effects of vitamin D on plasma lipid profiles in statin-treated patients with hypercholesterolemia: A randomized placebo-controlled trial. Clinical Nutrition, 34(2), 201–206. doi:10.1016/j.clnu.2014.04.017
  16. Qin, X. F., Zhao, L. S., Chen, W. R., Yin, D. W., & Wang, H. (2015). Effects of vitamin D on plasma lipid profiles in statin-treated patients with hypercholesterolemia: A randomized placebo-controlled trial. Clinical Nutrition, 34(2), 201–206. doi:10.1016/j.clnu.2014.04.017
  17. Cangussu, L. M., Nahas-Neto, J., Orsatti, C. L., Bueloni-Dias, F. N., & Nahas, E. A. P. (2015). Effect of vitamin D supplementation alone on muscle function in postmenopausal women: a randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial. Osteoporosis International, 26(10), 2413–2421. doi:10.1007/s00198-015-3151-9
  18. Wepner, F., Scheuer, R., Schuetz-Wieser, B., Machacek, P., Pieler-Bruha, E., Cross, H. S., … Friedrich, M. (2014). Effects of vitamin D on patients with fibromyalgia syndrome: A randomized placebo-controlled trial. Pain, 155(2), 261–268. doi:10.1016/j.pain.2013.10.002
  19. Gröber U, Spitz J, Reichrath J, Kisters K, Holick MF. Vitamin D: Update 2013: From rickets prophylaxis to general preventive healthcare. Dermatoendocrinol 2013;5(3):331–347. doi: 10.4161/derm.26738
  20. Wacker M, Holick MF. Sunlight and Vitamin D: A global perspective for health. Dermato-endocrinol2013;5(1):51–108. doi: 10.4161/derm.24494
  21. Wacker M, Holick MF. Sunlight and Vitamin D: A global perspective for health. Dermato-endocrinol2013;5(1):51–108. doi: 10.4161/derm.24494
  22. Engelsen O. The relationship between ultraviolet radiation exposure and vitamin D status. Nutrients. 2010. May;2(5):482–95. doi: 10.3390/nu2050482
  23. Tripkovic, L., Wilson, L. R., Hart, K., Johnsen, S., de Lusignan, S., Smith, C. P., … Lanham-New, S. A. (2017). Daily supplementation with 15 μg vitamin D 2 compared with vitamin D 3 to increase wintertime 25-hydroxyvitamin D status in healthy South Asian and white European women: a 12-wk randomized, placebo-controlled food-fortification trial . The American Journal of Clinical Nutrition, 106(2), 481–490. doi:10.3945/ajcn.116.138693.
  24. Al-Shaar L, Mneimneh R, Nabulsi, Maalouf J, Fuleihan Gel-H. Vitamin D3 dose requirement to raise 25-hydroxyvitamin D to desirable levels in adolescents: Results from a randomized controlled trial. J Bone Miner Res 2014;29(4):944–51. doi: 10.1002/jbmr.2111
  25. Biancuzzo RM, Clarke N, Reitz RE, Travison TG, Holick MF. Serum concentrations of 1,25-dihydroxyvitamin D2 and 1,25-dihydroxyvitamin D3 in response to vitamin D2 and vitamin D3 supplementation. J Clin Endocrinol Metab 2013;98:973–979. doi: 10.1210/jc.2012-2114
  26. Heaney RP, Davies K, Chen T, Holick MF, Barger-Lux MJ. Human serum 25-hydroxycholecalciferol response to extended oral dosing with cholecalciferol. Am J Clin Nutr 2003;77:204–210.
  27. Ng K, Scott JB, Drake BF, Chan AT, Hollis BW, Chandler PD et al. Dose response to vitamin D supplementation in African Americans: results of a 4-arm, randomized, placebo-controlled trial. Am J ClinNutr 2014;99(3):587–98. doi: 10.3945/ajcn.113.067777
  28. Martineau AR, Cates CJ, Urashima M, Jensen M, Griffiths AP, Nurmatov U, Sheikh A, Griffiths CJ, Stefanidis C. Vitamin D for the management of asthma. Cochrane Database of Systematic Reviews 2016, Issue 9. Art. No.: CD011511. DOI: 10.1002/14651858.CD011511.pub2.
  29. Annweiler C, Brugg B, Peyrin JM, Bartha R, Beauchet O. 2014. Combination of memantine and vitamin D prevents axon degeneration induced by amyloid-beta and glutamate. Neurobiol. Aging 35: 331–335.
  30. Annweiler C, Beauchet O. 2011. Vitamin D-mentia: randomized clinical trials should be the next step. Neuroepidemiology 37: 249– 258.
  31. Brown J, Bianco JI, McGrath JJ, Eyles DW. 2003. 1,25-Dihydroxyvitamin D-3 induces nerve growth factor, promotes neurite outgrowth and inhibits mitosis in embryonic rat hippocampal neurons. Neurosci. Lett. 343: 139–143.
  32. Buell JS, Dawson-Hughes B, Scott TM, et al. 2010. 25-Hydroxyvitamin D, dementia, and cerebrovascular pathology in elders receiving home services. Neurology 74: 18–26.
  33. Etgen T, Sander D, Bickel H, Sander K, Förstl H. 2012. Vitamin D deficiency, cognitive impairment and dementia: a systematic review and meta-analysis. Dement. Geriatr. Cogn. Disord. 33: 297–305
  34. Annweiler C, Llewellyn DJ, Beauchet O. 2013. Low serum vitamin D concentrations in Alzheimer’s disease: a systematic review and meta-analysis. J. Alzheimers Dis. 33: 659–674.
  35. Llewellyn DJ, Lang IA, Langa KM, et al. 2010. Vitamin D and risk of cognitive decline in elderly persons. Arch. Intern. Med. 170: 1135–1141.
  36. Slinin Y, Paudel ML, Taylor BC, et al. 2010. Osteoporotic Fractures in Men (MrOS) Study Research Group. 25-Hydroxyvitamin D levels and cognitive performance and decline in elderly men. Neurology 74: 33–41.
  37. Slinin Y, Paudel M, Taylor BC, et al. 2012. Study of Osteoporotic Fractures Research Group. Association between serum 25(OH) vitamin D and the risk of cognitive decline in older women. J. Gerontol. A Biol. Sci. Med. Sci. 67: 1092–1098.
  38. Annweiler C, Beauchet O. 2012. Possibility of a new anti-alzheimer’s disease pharmaceutical composition combining memantine and vitamin D. Drugs Aging 29: 81–91.
  39. Dawson-Hughes, B., Harris, S. S., Lichtenstein, A. H., Dolnikowski, G., Palermo, N. J., & Rasmussen, H. (2015). Dietary Fat Increases Vitamin D-3 Absorption. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, 115(2), 225–230. doi:10.1016/j.jand.2014.09.014
  40. Hollis BW. Circulating 25-hydroxyvitamin D levels indicative of vitamin D sufficiency: implications for establishing a new effective dietary intake recommendation for vitamin D. J Nutr 2005;135:317–322.
  41. Hollis BW. Circulating 25-hydroxyvitamin D levels indicative of vitamin D sufficiency: implications for establishing a new effective dietary intake recommendation for vitamin D. J Nutr 2005;135:317–322.
  42. Cédric Annweiler. Les effets neurocognitifs de la vitamine D chez la personne âgée. OCL 2014, 21(3) D307. Clin Nutr 2007;85:860–8.
Dosis diaria: 1 softgel
Cantidad de dosis por envase: 60
Cantidad por dosis
Vitamina D3 5000 UI
Otros ingredientes: aceite de girasol


adultos. Tomar una softgel al día o seguir los consejos del terapeuta.
Atención: Por encima de 2 000 UI al día es preferible realizar un análisis de 25-hidroxi vitamina D. En caso de nefropatía, no tome vitamina D3 sin la recomendación de su médico. No superar las 10 000 UI diarias, procedentes de todas las fuentes combinadas, sin la recomendación de su médico.

Precauciones: No exceda la dosis diaria recomendada. Este producto es un suplemento alimenticio que no es un sustituto de una dieta variada y equilibrada. Mantener fuera del alcance de los niños. Almacene lejos de la luz, el calor y la humedad. Como con cualquier suplemento nutricional, consulte a un profesional de la salud antes de usar si usted está embarazada, amamantando o si usted tiene un problema de salud.
 
Vea algunos testimonios de nuestros clientes
Vitamin D3 5000 UI
Cantidad : 60 softgels 18.00 €
(20.51 US$)
añadir a la cestaadd_shopping_cart

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
Continuar con mis compras
keyboard_arrow_up