0
es
US
WSM
222895720
Su cesta esta vacía
Menú
Ectormorfo, endomorfo y mesomorfo

3 tipos de metabolismos: ¿cuál es el suyo? ¿Cómo optimizarlo?

¿A qué morfotipo pertenece usted, según la clasificación de William Sheldon? ¿Y por tanto qué metabolismo tiene? En función de su categoría, descubra cómo ganar peso, estabilizarse o perder peso.

Metabolismos y morfotipos según William Sheldon

La clasificación de los diferentes tipos de metabolismos que mostramos a continuación está inspirada directamente en la clasificación de los morfotipos de William Sheldon, médico americano de la primera mitad del siglo 20, cuyo trabajo ha tenido un impacto considerable.

Este último suponía que cada persona está determinada biológicamente incluso antes de su nacimiento, de ahí una clasificación cuyos términos están tomados de la embriología. Para William Sheldon, a grandes rasgos (1):

  • Los ectomorfos están destinados a tener un sistema nervioso y cerebral más desarrollado (heredero del ectodermo embrionario) y por tanto son más finos, delgados y esbeltos.
  • Los mesomorfos están destinados a tener un sistema muscular y circulatorio desarrollados (heredados del mesodermo) y por tanto tienen un cuerpo musculoso y tonificado.
  • los endomorfos están destinados a tener un sistema digestivo más desarrollado (heredado del endodermo) y por tanto son más corpulentos, con un cuerpo blando y músculos poco desarrollados.

Pero William Sheldon no se detiene ahí: para él, estos morfotipos, también conocidos como somatotipos, están asociados a características de comportamiento. Así:

  • los ectomorfos serían más nerviosos, resistentes, tímidos, introvertidos, sensibles al arte, etc.
  • Los mesomorfos serían más valientes, enérgicos, activos, autoritarios y dinámicos, incluso agresivos.
  • Los endomorfos serían más tolerantes, más extravertidos, de buen humor, buscando el lujo y el confort.

Esta teoría no es muy diferente de la teoría ayurvédica de las 3 doshas: vata (que correspondería al ectomorfo), pitta (que correspondería al mesomorfo) y kapha (que correspondería al endomorfo), ver nuestro artículo en el blog sobre estos 3 doshas.

Metabolismos: ¡cuidado con el determinismo!

Desde entonces, la teoría de William Sheldon ha sido rechazada en su conjunto en todo el mundo. Por una parte, actualmente se acepta que el aspecto comportamental y psicológico de la clasificación de Sheldon es absurdo; ya nadie se apoya en ella (2-3).

Por otra parte, trabajos más recientes han demostrado que, a lo largo de toda la vida, cada individuo se posiciona en realidad en un continuo entre diferentes morfotipos, en función de su masa muscular, de su masa grasa, de su nivel de estrés, etc. (4)

Por tanto, conviene tener en cuenta que no hay ningún determinismo, y que efectivamente existen métodos para optimizar su metabolismo, favorecer su aumento de músculo o su pérdida de grasa, estabilizar su peso y mejorar su control del estrés.

Estos métodos se apoyan a la vez en práctica deportiva, en la alimentación, en la meditación o el seguimiento psicológico y en complementos alimenticios seleccionados.

Los metabolismos ectomorfos

Según la clasificación de los morfotipos de William Sheldon, una persona ectomorfa es fina, delgada y poco musculosa.

Incluso si se admite que la teoría de Sheldon está obsoleta, es innegable que esta descripción corresponde a una realidad aplicable a numerosos individuos.

No obstante, el problema surge cuando se tiene un físico ectomorfo y el metabolismo que le acompaña: a pesar de muchos esfuerzos para engordar o ganar músculo, no se logra.

Esto puede significar varias cosas:

  • Una alimentación inadecuada: para engordar o ganar músculo, es absolutamente necesario tener un exceso de calorías. Por tanto, esto requiere una ingesta suficiente de calorías. También puede ser que el sistema digestivo absorba mal los nutrientes. En este caso, además de medir con precisión su metabolismo basal y su ingesta de calorías, puede ser interesante utilizar una fórmula probiótica como Probio Forte para cuidar su digestión.
  • Una falta de intensidad en las sesiones deportivas y de musculación: para ganar masa muscular hay que generar daños musculares a fin de estimular el anabolismo . Para favorecer la fabricación de ATP por el organismo (la energía utilizada por los músculos durante un esfuerzo), numerosos entusiastas del fitness consumen aminoácidos de cadena ramificada (como BCAA’s) y creatina (como la fórmula 3-Creatine, que combina tres formas de creatina) (5).
  • Problemas de sueño y de control del estrés: los problemas de sueño y el estrés provocan la producción de cortisol por el organismo, una hormona (llamada hormona del estrés) que favorece el catabolismo muscular. Para combatir estos problemas, puede optar por remedios naturales como Adrenal Support, una fórmula sinérgica que ayuda a mantener la resistencia al estrés, y Advanced Sleep Formula, una fórmula rica en melatonina y valeriana para dormir mejor (6).

Cuidado: al practicar la musculación, va a aumentar su masa muscular y por tanto su metabolismo. Por tanto, tendrá que aumentar su consumo de calorías en consecuencia para seguir ganando peso y masa.

Los metabolismos mesomorfos

Tanto en la clasificación de William Sheldon como en la vida real, los individuos que tienen un morfotipo mesomorfo son los “afortunados” de la historia. Tienen un físico equilibrado y un metabolismo favorecedor que les permite no tener que vigilarse sin engordar.

Por tanto, para los mesomorfos, el reto será fundamentalmente estabilizarse, evitar volcarse hacia el lado de los endomorfos o, lo que es más raro, del lado de los ectomorfos (la tendencia natural es efectivamente ir hacia el endomorfismo).

Para ello, se pueden aplicar tres soluciones:

  • Practicar una actividad física regular, de intensidad mediana, para seguir estimulando el metabolismo y mantener una masa muscular suficiente, especialmente para combatir la sarcopenia relacionada con la edad, una pérdida natural de los músculos que se produce con el envejecimiento (7).
  • Cuidar su sistema inmunitario y ayudar a su organismo a combatir el estrés oxidativo para conservar un cuerpo sano y equilibrado, con fórmulas sinérgicas como InflaRelief, que contiene 12 sustancias naturales (extracto de conos de lúpulo, ortiga, uña de gato, tulsi, bromelaína, jengibre, quercetina, cúrcuma, rutina, romero, 5-Loxin® y Biopérine®).
  • Algunos también disfrutan compensando su potencial exceso de energía con sesiones de relajación tomando “cannabis legal” (por ejemplo, con el complemento CBD Oil) (8).

Los metabolismos endomorfos

Por último, quedan los individuos endomorfos, que ganan peso fácilmente, y tienen una falta de tono muscular y de energía . Por definición, tienen un desfase entre su metabolismo y su consumo de energía y pueden rápidamente entrar en obesidad.

Desde los años 90, los investigadores estudian el impacto de una hormona específica, la leptina, en los mecanismos de la obesidad (9).

A grandes rastos, cuando las células contienen demasiada grasa, producen leptina para enviar una señal al cerebro con el fin de detener la ingesta alimenticia y el almacenamiento de grasa.

Aunque es innegable que la alimentación es la primera causa de obesidad, también parece ser que una alimentación rica en azúcares y en grasas provoca a la larga una insensibilidad de los receptores de la leptina . Por lo tanto, se hace muy difícil salir de la obesidad.

Por consiguiente, los medios que hay que poner en marcha para compensar un metabolismo endomorfo son los siguientes:

  • Practicar obligatoriamente una actividad deportiva de forma habitual (como mínimo de dos a tres veces por semana) de intensidad progresiva (suave al principio, luego moderada e intensiva una vez que el cuerpo está habituado, para no dañar las articulaciones ni los tendones). Y esto se hace para aumentar el metabolismo y además favorecer el aumento de masa muscular, lo que aumenta más aún el metabolismo. En otras palabras: hay que salir del círculo vicioso y entrar en un círculo virtuoso. Es difícil, pero indispensable.
  • Cambiar su alimentación. No se trata de hacer dieta, sino de disfrutar de una manera diferente. Abandonar progresivamente los dulces, la bollería, la charcutería y otros alimentos perjudiciales de alta densidad calórica para seguir progresivamente una alimentación con un bajo índice glucémico, provocando rápidamente un sentimiento de saciedad y rica en vitaminas y antioxidantes. Por tanto, se pueden multiplicar las ingestas de alimentos para combatir los antojos, pero siempre que estos picoteos estén compuestos de frutas enteras, incluso algunos frutos secos (pero no demasiados: son muy calóricos).
  • Enriquecer su alimentación con complementos alimenticios específicos para ayudar a su cuerpo a mejorar su metabolismo. Complementos sinérgicos como Advanced Fat Burner por ejemplo (que contiene especialmente Coleus forskohlii, reconocido por contribuir al control del peso y al metabolismo de los lípidos), remedios naturales como Gymnema sylvestre (una planta ayurvédica reconocida por normalizar el metabolismo del azúcar y contribuir al control del peso) o Ginseng 30% (la planta líder de la medicina china, que mantiene la vitalidad y contribuye a estimular el sistema inmunitario) son por tanto aliados de elección para optimizar un metabolismo endomorfo (10-11).

Referencias

  1. SHELDON, William A. Atlas of men, a guide for somatotyping the adult male at all ages.
  2. MADDAN, Sean, WALKER, Jeffery T., et MILLER, J. Mitchell. Does size really matter?: A reexamination of sheldon's somatotypes and criminal behavior. The Social Science Journal, 2008, vol. 45, no 2, p. 330-344.
  3. VERTINSKY, Patricia. Embodying normalcy: Anthropometry and the long arm of William H. Sheldon's somatotyping project. Journal of Sport History, 2002, vol. 29, no 1, p. 95-133.
  4. CARTER, JE Lindsay, CARTER, JE Lindsay, et HEATH, Barbara Honeyman. Somatotyping: development and applications. Cambridge university press, 1990.
  5. BURKE, Louise M. Branched-chain amino acids (BCAAs) and athletic performance. International SportMed Journal, 2001, vol. 2, no 3, p. 1-7.
  6. PEETERS, G. M. E. E., VAN SCHOOR, N. M., VAN ROSSUM, E. F. C., et al.The relationship between cortisol, muscle mass and muscle strength in older persons and the role of genetic variations in the glucocorticoid receptor. Clinical endocrinology, 2008, vol. 69, no 4, p. 673-682.
  7. MORLEY, John E., ARGILES, Josep M., EVANS, William J., et al.Nutritional recommendations for the management of sarcopenia. Journal of the american Medical Directors association, 2010, vol. 11, no 6, p. 391-396.
  8. WHITE, C. Michael. A review of human studies assessing cannabidiol's (CBD) therapeutic actions and potential. The Journal of Clinical Pharmacology, 2019, vol. 59, no 7, p. 923-934.
  9. IZQUIERDO, Andrea G., CRUJEIRAS, Ana B., CASANUEVA, Felipe F., et al.Leptin, obesity, and leptin resistance: where are we 25 years later?. Nutrients, 2019, vol. 11, no 11, p. 2704.
  10. HENDERSON, Shonteh, MAGU, Bahrat, RASMUSSEN, Chris, et al.Effects of coleus forskohlii supplementation on body composition and hematological profiles in mildly overweight women. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 2005, vol. 2, no 2, p. 1-9.
  11. POTHURAJU, Ramesh, SHARMA, Raj Kumar, CHAGALAMARRI, Jayasimha, et al.A systematic review of Gymnema sylvestre in obesity and diabetes management. Journal of the Science of Food and Agriculture, 2014, vol. 94, no 5, p. 834-840.

Compártelo

Comentarios

Debe estar conectado a su cuenta para poder dejar un comentario

Este artículo no ha sido comentado todavía, sea el primero en dar su opinión

Pago seguro
32 años de experiencia
Satisfecho(a)
o reembolsado(a)
Envío rápido
Consulta gratuita