0
es
US
SuperSmartSuper-nutrition Nutranews
X
× Comprar por problemas de salud Comprar por Ingrediente Lo más vendido novedades Promociones Mi cuenta Smart Prescription Blog Programa de fidelización idioma: Español
Inicio BlogMis consejos¿Qué hay que hacer en caso de sufrir fatiga crónica?
Mis consejos

¿Qué hay que hacer en caso de sufrir fatiga crónica?

2018-10-19

¿Estás afectado/a?

Hoy en día, la definición de fatiga crónica aún no está clara. Se habla a menudo del síndrome de fatiga crónica porque, además de la sensación de fatiga persistente, suelen manifestarse otros síntomas.

Te presentamos una lista de síntomas de la fatiga crónica:

  • fatiga permanente;
  • fatigabilidad profunda;
  • sueño no reparador;
  • dificultad con el esfuerzo;
  • malestar después del esfuerzo;
  • alteraciones de la concentración y de la memoria;
  • dolor muscular y articular;
  • síntomas de tipo infeccioso, como dolor de cabeza, fiebre moderada, dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos;
  • etc.

Esta multitud de síntomas puede explicarse por la falta de vigor y vitalidad del organismo. Cuando se consolida una fatiga permanente, el cuerpo ya no puede hacer frente y encontrar la energía necesaria para defenderse y llevar a cabo las tareas cotidianas.

¿Cuáles son las consecuencias de la fatiga crónica?

Hoy en día, todavía es difícil explicar con precisión el origen de la fatiga crónica. Los estudios demuestran que podría deberse a varios factores.

Las causas estudiadas incluyen:

  • carencias nutricionales;
  • trastornos de ansiedad y/o depresión;
  • alteraciones del sueño;
  • desajuste del sistema inmunitario;
  • infecciones;
  • hipotensión;
  • cánceres;
  • etc.

Estos diferentes trastornos tienen una cosa en común: se consolidan, se acentúan y pueden causar varias complicaciones a largo plazo. Este hallazgo refuerza la importancia de un tratamiento adecuado de la fatiga crónica.

¿Qué soluciones existen para combatir la fatiga crónica?

Hasta la fecha, no se ha establecido específicamente ningún tratamiento para la fatiga crónica. El tratamiento es individualizado según las causas de las que se sospechen. A continuación te mostramos ejemplos de formas de combatir o prevenir la fatiga crónica.

1. Evitar las carencias nutricionales.

El vínculo entre la fatiga y la carencia nutricional ya se ha demostrado ampliamente. El buen funcionamiento del organismo requiere un amplio abanico de nutrientes. Nos referimos en particular al hierro, un oligoelemento que contribuye al metabolismo energético dentro del organismo. Para la prevención o tratamiento de la deficiencia de hierro, se han desarrollado suplementos dietéticos. Por ejemplo, descubre el suplemento de hierro con gran biodisponibilidad: Iron Bisglycinate.

2. Combatir el estrés

No es casualidad que el estrés se considere el mal del siglo. Puede provocar agotamiento moral y físico. Burn-out, depresión... las consecuencias del estrés a largo plazo no son insignificantes. Para combatir el estrés y la ansiedad, se ha desarrollado una amplia gama de complementos alimenticios. Estos suplementos están formulados con compuestos conocidos por su poder natural antiestrés. Por ejemplo, el nuevo suplemento dietético Relaxing Oil Blend combina los mejores aceites esenciales relajantes.

3. Recuperar un sueño reparador

La fatiga suele ir de la mano de la falta de sueño. Sin embargo, no es sólo una cuestión de cantidad. La calidad del sueño es crucial para tratar la fatiga crónica. Para esto, a menudo se dan varios consejos: acostarse a una hora fija, esperar al menos dos horas después de la cena antes de irse a dormir ... También es posible facilitar la conciliación del sueño gracias al poder de ciertas plantas como la valeriana, el lúpulo, el espino o la pasiflora. Las encontrarás en la fórmula Advanced Sleep Formula.

4. Fortalecer el sistema inmunitario.

Muchos casos de fatiga crónica se deben a una infección bacteriana o vírica, como la gripe. La fatiga persistente podría explicarse por un debilitamiento del sistema inmunitario, que ya no sería capaz de oponerse al desarrollo de patógenos. Necesitaría un impulso. Nos referimos, por ejemplo, al arabinogalactano, un estimulante inmunitario natural extraído de la conífera Larix occidentalis.

© 1997-2019 Supersmart.com® - All rights reserved
© 1997-2019 Supersmart.com®
All rights reserved
x
secure